22 de septiembre de 2017 10:17 AM
Imprimir

En Colombia advierten que estatus sanitario podría estar en riesgo nuevamente

La convocatoria para ejecutar el II ciclo de 2017 ha generado malestar en los gremios que tradicionalmente estaban a cargo de esta labor, pues consideran que podrían presentarse nuevos casos de aftosa si la vacunación se deja en manos inexpertas.
En la segunda campaña del año contra fiebre aftosa y brucelosis, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y la Cuenta Nacional de Carne y Leche, CNCL, están adelantando una convocatoria para designar a las organizaciones encargadas de todo el proceso en sus respectivas zonas.
Sin embargo, a pesar de que el país está dividido en cerca de 100 proyectos repartidos en 30 departamentos, el ICA estableció una convocatoria para 27, y entregó el resto directamente.
En efecto, mientras que la gran mayoría de comités y asociaciones que manejaron el I Ciclo de 2017 volvieron a ser designadas para los proyectos que manejaron, otras zonas en departamentos como Antioquia, Boyacá, Cundinamarca y Meta no cuentan con ejecutor de la campaña hasta el momento de publicación de esta nota.
Aunque todos son relevantes para preservar el estatus sanitario del país, los de Cesar, Santander, Meta y Arauca, son de vital importancia debido a su cercanía con la frontera de Venezuela, país donde la fiebre aftosa no ha sido erradicada.
Este último es el más importante, pues se trata del municipio de Tame, donde se presentó el primer caso de fiebre aftosa en 9 años que ocasionó que Colombia perdiera la certificación como país libre de la enfermedad.
Sin embargo, en Yacopí y Caparrapí, la zona más afectada por los recientes casos y donde hubo el mayor número de animales infectados y sacrificados, el ICA volvió a entregar el proyecto al ejecutor, el Comité de Ganaderos del Área 5 de Zipaquirá.
Líderes gremiales han coincidido en afirmar que esta convocatoria se realizó para privilegiar a gremios afines al Ministerio de Agricultura, o que no tienen la experiencia suficiente para ejecutar toda la labor.
Según dijo el representante de una organización ganadera, teme que el ciclo sea “politizado” y se designe a un gremio sin el conocimiento ni la capacidad para atender esta tarea.
Llevamos más de 20 años ejecutando el ciclo de vacunación y nunca hemos tenido un solo problema. Gracias a Dios no hemos tenido focos de aftosa ni espero que los tengamos. Pero en esta oportunidad, si nos quitan el ciclo, aparto a los funcionarios y dejó de prestar las instalaciones que en estos momentos está usando la Cuenta”, manifestó.
El dirigente agregó que los funcionarios del Ministerio han dejado entrever que el ciclo podría ser entregado a una asociación de productores que lleva pocos años de constituida y que nunca ha manejado el ciclo.
En efecto, este medio ha reportado varios casos de ganaderos en Cundinamarca y Tolima, que se quejaron porque sus animales nunca fueron inoculados debido a los traumatismos tras los cambios impuestos por el Ministerio de Agricultura y el ICA, como el cambio de administrador de la cuenta o la liquidación del Fondo Nacional del Ganado, FNG.
El tiempo se agota
De otra parte, el gerente de otra organización señaló que tampoco conoce las razones por las cuales el ICA determinó la convocatoria en el proyecto que dirigió en la pasada ocasión, a pesar de que las coberturas en ejemplares y predios aumentaron con respecto al II ciclo de 2016.
“Es una inquietud y una sorpresa, porque nosotros lo hemos hecho bien. No sé si es porque es un proceso público o porque quieren darle la oportunidad a otro”, argumentó.
Sea cual sea la razón, el líder gremial advirtió que los comités ganaderos requieren de un tiempo prudencial para organizar y programar toda la operación. Pero como aún no se ha escogido a las asociaciones, teme que el plazo de planeación y logística sea muy corto.
Tras la emergencia sanitaria que sacudió al país ganadero con la aparición de 3 focos y un brote de fiebre aftosa, los productores han expresado su preocupación de que este desafortunado evento se repita si el ICA y la CNCL no escogen a las organizaciones más idóneas para esta labor.
Por lo pronto, el llamado para los propietarios de ganado de todo el país es que empiecen a planear sus tareas y a adecuar sus horarios para el II ciclo, que está previsto que inicie el 27 de octubre y concluya el 10 de diciembre.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ContextoGanadero

Publicidad