3 de octubre de 2017 12:42 PM
Imprimir

Bolivia : Industrias del sector de alimentos se diversifican

Hay inversiones innovadoras en productos cárnicos, bebidas y otros artículos alimenticios. Ven atractivos mercados.

Empresas que transforman y dan valor agregado en el sector de alimentos renuevan su portafolio de productos en procura de fidelizar la preferencia de consumo en el mercado nacional y profundizar lo ‘Hecho en Bolivia’ en mercados del exterior.

Avícola IMBA diversificó su catálogo con una nueva línea de enlatados -pechuga de pollo trozada y picante de pollo- que en dos semanas más incursionarán en el mercado. La pechuga de pollo está enfocada a un público que gusta de una vida saludable y el picante, al segmento familiar. La oferta se suma a la línea de pollos enteros, trozados, pollos en bandeja, pollo deshuesado y preelaborados congelados y frescos.

A decir de la gerente comercial de IMBA, María del Pilar Herrera, toda la producción de la nueva línea, en la etapa inicial del proyecto, se consignará al mercado nacional y en el futuro, obviamente, se exportarán los excedentes a poblaciones del sur de Perú (Puno, Cusco y Juliaca), donde IMBA tiene presencia comercial. En la actualidad, la industria avícola exporta casi 100 toneladas al mes.

Otra apuesta industrial en franco proceso de crecimiento en el mercado nacional y con perspectivas de internacionalizarse es Valencia Citrus, empresa del Grupo Hermanos Vicente. Produce la línea de néctar natural de naranja Santa María, la bebida isotónica Santé y el agua mineralizada de la misma marca.
Rodrigo Vicente, gerente general de la empresa, aseguró que correspondiendo a la preferencia del mercado por las líneas  Santa María y Santé alistan una segunda línea industrial de jugos para potenciar la variedad de sabores.

El grupo empresarial invirtió $us 4 millones en su complejo industrial en Santa Cruz. Tiene una capacidad de procesamiento de 200.000 litros por mes, de los que un 70% destina a Santa Cruz y el resto a otras regiones. En cuanto a perspectivas de negocio fuera del país, Vicente indicó que hay tratativas para internacionalizar las marcas Santa María y Santé a Chile, Argentina y Paraguay.

Industrias cárnicas
El Matadero Frigorífico Santa Cruz (Frigor), a decir del gerente general, José Fernando Céspedes, igualmente renovó su oferta con cortes de carne bovina envasada al vacío pensando, primero, en el abastecimiento del mercado interno y mirando al exterior para exportar los excedentes.

Frigor exporta a Perú carne en natura en diferentes cortes y presentaciones (caja, envasadas al vacío, laminados y congelados) para atender diferentes nichos de negocio. El 90% de la faena se destina al consumo nacional y el 10% se exporta (200 toneladas/mes). A escala corporativa y sectorial, Céspedes dijo que, junto al Gobierno, se definió que China, Rusia, Irán y países del norte de África son mercados prioritarios para encarar, en poco tiempo más, operaciones de comercio exterior. El nicho de mercado a estos países son los cortes gourmet y de carne de cocina.

En la actualidad se habla de un excedente exportable del sector pecuario nacional que ronda las 12.000 toneladas/año. La demanda a estos países es mayor.
Frigorífico del Oriente S.A. (Fridosa) también tienta a los consumidores con una nueva oferta de cortes de carne envasados al vacío (select, premiun y brangus).
Según el brand manager de congelados de Fridosa, José Luis Carrasco, hace un mes fueron certificados por la Asociación Boliviana Brangus para comercializar la carne de esta raza bovina en el mercado nacional y, en cortes envasados al vacío, a Perú.

Innovaron en la línea de hamburguesas y recientemente fueron premiados en Ecuador por una de las franquicias de la multinacional McDonald’s. En sus diferentes líneas de producto Fridosa ofrece cortes de carnes envasadas al vacío, embutidos, hamburguesas y apanados.

A escala de la región, según Carrasco, Perú es el principal mercado de exportación de carne y hamburguesa. También exportan carne a Vietnam y perfilan nuevos mercados de exportación en Oriente Medio. Aparte de carne, exportan también cuero a Italia.

Desde Avícola Sofía explican que aún no realizan exportaciones. Sin embargo, destacan que sus productos se comercializan a escala nacional. “Tenemos productos para todos los canales (mercados, supermercados y tiendas) y de todos los precios para llegar a la mesa de los consumidores bolivianos”, puntualizaron desde  la compañía.

Entretanto, Agromontruz, empresa nacional dedicada a la cría de avestruces africanos, ha desa-rrollado mercado en el exterior para la producción de carne, cuero, plumas y aceite que generan las 21 granjas de su propiedad dispersas en Cochabamba, Santa Cruz, Trinidad, Tarija, La Paz y El Alto. Exporta la carne y el cuero a EEUU. Este mercado demanda al menos 1.000 toneladas/año y Agromontruz apenas cubre entre un 30 y un 35% de este volumen.
En EEUU pagan $us 38 por el kilo de carne de avestruz y por el cuero entre $us 400 y 600. No vende huevos, pero en promedio cuestan entre $us 80 y 100. Alemania y España asoman como los nuevos mercados para su oferta.

Sal y chancaca  

Monte Sal es otro emprendimiento privado que diversificó su oferta y se alista para llegar a mercados internacionales con nuevos productos. Produce y comercializa en el mercado nacional, en Chile y en Argentina las líneas MonteSal de Mesa, MonteSal de Mesa Molinillo, MonteSal Parrillera, MonteSal Horno, MonteSal Sachets y MonteSal a Granel. Exporta este producto a Chile y Argentina. También activó operaciones de comercio de chancaca en polvo a Chile y alista el lanzamiento de sal para baños.

Desafíos pendientes

Si bien hay grandes avances, quedan también muchos desafíos para que las industrias del sector de alimentos puedan potenciarse y expandirse a más mercados.

Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), enfatiza que es importante mejorar la logística para asegurar el cumplimiento de contratos de venta y la prontitud en las entregas.

Resalta las ventajas de Bolivia en este sector. “Bolivia produce muy buena materia prima para enviar alimentos procesados,  envasados al vacío o presentados en distintos cortes. Nuestros productos tienen un sabor particular que conquista paladares. Y hay importantes avances en envases y etiquetados de calidad”, puntualiza.

Impulsan competitividad a través de un programa
Empresas bolivianas del Núcleo Empresarial de Alimentos fortalecen su productividad y competitividad apoyadas, desde el año pasado, por el programa Al-Invest 5.0, de cooperación de la Unión Europea.  Unas 15 micro, pequeñas y medianas  empresas del sector integran dicho núcleo.

Y es que para que las empresas puedan pensar en abrirse a mercados nacionales o internacionales necesitan primero mejorar su gestión interna y calidad, enfatiza  Rosmery Bulacia, responsable de Núcleos Empresariales. Ello implica conocer y manejar bien la estructura de su negocio: sus  finanzas, contabilidad, marketing, ventas, la administración de sus recursos humanos, trabajar mejor con sus proveedores y distribuidores, entre otros aspectos.

Bulacia destaca el caso de empresas como Horneados Únicos, Goyita e Industrias Eid, que avanzan en la diversificación de sus productos, otro aspecto que ayuda a ganar ventaja competitiva.
El programa Al-Invest 5.0  es coordinado desde Cainco para la región. Organiza capacitaciones, consultorías y asistencia técnica.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Deber

Publicidad