3 de octubre de 2017 13:46 PM
Imprimir

Aumento en rodeos de cría son una respuesta a mejores precios

Mejores señaladas y precio de lana fina impulsan un alza del stock ovino.

Los datos preliminares de existencias ganaderas de la División de Control de Semovientes (Dicose) al 30 de junio pasado revelaron en materia de vacunos dos importantes indicadores en la composición del stock, que cayó 2,64%.

Por un lado, un alza en las vacas de cría, lo que constituye una buena noticia para la ganadería y responde a las señales que están recibiendo los productores, con los buenos precios a los que se cotizan los terneros y terneras, destacó a El Observador el consultor Ignacio Buffa.

El stock vacuno bajó 2,64%, al totalizar 11,7 millones de de cabezas. Sin embargo, la categoría de vacas de cría (entoradas) aumentó 1,39%, o 58.651 animales. La categoría de terneros y terneras bajó 0,4%.

Buffa explicó que ese incremento de precios en las terneradas se procesa en el aumento del stock de vacas de cría. El buen clima en el último año ha potenciado la extracción de ganados y por eso bajan las categorías de invernada en términos generales.

Otra punto destacable ha sido el aumento que se dio nuevamente en el área de praderas, lo cual estructuralmente para la ganadería es muy importante porque los precios en el largo plazo están definidos por la capacidad de invernada (engorde) que tenga el país. Esto da la pauta de la capacidad de extracción que tiene el sector ganadero, explicó Buffa.

 

Se cortó caída de ovinos

En ovinos, los datos preliminares de Dicose confirmaron que se cortó la racha de caídas del stock de los últimos cuatro años entre 2013 y 2016, y se retoma el crecimiento que había experimentado la majada nacional en 2011 y 2012.

El gerente general del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Javier Otero, comentó a El Observador que “no hubo sorpresas” en las cifras preliminares de Dicose, que estuvieron “dentro de lo esperado”.

Otero remarcó dos datos de la estadística de Dicose. Por un lado, el incremento de la categoría de corderos mamones, “lo que demuestra señaladas mejores en el otoño de este año respecto a 2016”, una señal de esperanza de que cambien para bien las condiciones de la producción ovina.

Por otro, “la retención de borregos de razas de lana fina, que pasarán a capones” para una mayor producción de un micronaje que cotiza a US$ 10 el kilo de vellón, lo que es un muy buen negocio.

 

Preparan embarque para Estados Unidos

Los preparativos para realizar el primer embarque de carne ovina con hueso a Estados Unidos, cuyo mercado quedará operativo a partir del 12 de octubre próximo, se cumplen como estaban previstos. Días pasados se esquilaron 1.400 corderos pesados del compartimento del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) en Cerro Colorado y “se está por definir la fecha de la faena”, informó a El Observador el gerente del SUL, Javier Otero

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad