6 de octubre de 2017 11:26 AM
Imprimir

El campo habla . . . . .

… que hubo de todo y para todos los gustos. Desde la reunión preparatoria del Mercosur-Unión Europea de Brasilia (de la que participaron representantes argentinos de la Sociedad Rural), hasta la reunión del Estudio Broda en la Ucema, o el glamoroso desayuno del VI Foro Nacional de Agronegocios de Lide en el Hotel Alvear, el […]

… que hubo de todo y para todos los gustos. Desde la reunión preparatoria del Mercosur-Unión Europea de Brasilia (de la que participaron representantes argentinos de la Sociedad Rural), hasta la reunión del Estudio Broda en la Ucema, o el glamoroso desayuno del VI Foro Nacional de Agronegocios de Lide en el Hotel Alvear, el campo sigue con cierta tensión el compás de espera hasta las próximas elecciones. Es que, si bien se sabe que hasta que pase esa instancia habrá muy pocas definiciones oficiales sobre temas que urgen, se mira con recelo que las cotizaciones internacionales siguen débiles (por presión de la cosecha estadounidense y el previsible récord de siembra en Brasil), y localmente el clima continúa sin estabilizarse, mientras se siguen perdiendo chances de lograr siembras más adecuadas. De hecho, se descarta que por diversas razones, la campaña agrícola que está comenzando tendrá un área de siembra menor que la que acaba de terminar y, por ende, sin reacción en los precios internacionales, también los ingresos al país serán menores. Y esto, a pesar de que algún funcionario trasnochado haya arengado a los empresarios con un: “Queremos que se coman la cancha”, en relación con lo que supuestamente espera el Gobierno de parte de los hombres de negocios, para después de las elecciones. “Nosotros esperamos lo mismo de ustedes”, fue la lacónica respuesta, en voz muy baja, de un empresario ante semejante convocatoria.

… que, entre tanta cosa, también hubo un insólito “respaldo” al Gobierno de parte de una de las cámaras frigoríficas que optó por una movilización y corte de calle, justo frente a la sede de Agroindustria en Paseo Colón, aparentemente para mostrar su adhesión a la lucha contra el comercio irregular de carne. En realidad, el grupo de frigoríficos movilizados, más que respaldar, está protestando por el mantenimiento de las cooperativas de trabajo en estas industrias, lo que le resta poder (¿e ingresos?). También, mientras algunos comentaban sobre la irrupción en Argentina de una nueva familia de moléculas japonesas para luchar contra el creciente problema de las malezas resistentes, que ya se utiliza en más de 12 millones de hectáreas entre EE.UU. y Australia . También despierta interés el eventual avance en las negociaciones Mercosur-Unión Europea de las que participó el titular de la Rural, Luis Miguel Etchevehere, en Brasilia. Si bien los datos no parecen muy alentadores ya que la oferta europea contempla no sólo mantenimiento de aranceles, sino también cupos particularmente bajos, en especial, en materia de carne y de biocombustibles (70.000 ¿toneladas?) aunque los más optimistas sostienen que recién se comienza la negociación y esos volúmenes irán aumentando con los avances.

… que otro rumor mucho más alentador pasa por el sector forestal al que el presidente Mauricio Macri parece haber comenzado a profesarle particular interés. Es que, dicen, se levantaría la restricción unilateral que había impuesto Entre Ríos cuando el antijurídico “bloqueo” a la planta de celulosa de Botnia en Uruguay que, además de haber cortado el puente internacional con el país vecino durante dos años, impedía el transporte de madera, situación muy dañina para toda la Mesopotamia, y que ahora se podría saldar antes de finales de este mismo año para beneplácito del sector local, muy jaqueado últimamente, a pesar del excelente potencial productivo que tiene. Otro dato “entrerriano”, aunque de un sector bien distinto, pasa por la renuncia de otro de los directores del Banco Nación, Atilio Benedetti, para dedicarse a la campaña. El tema es que los rumores indicaban que ese sillón lo podría ocupar ahora el exjefe de gabinete de Agroindustria, el también entrerriano Guillermo Bernaudo, que hasta ahora no tiene relocalización después de dos meses. Sin embargo, un pequeño detalle podría volver a frustrar la decisión oficial ya que Benedetti es radical, mientras que Bernaudo milita en el macrismo, y la gente del partido de Yrigoyen no estaría dispuesta a perder otro cargo por lo que, ante un eventual escándalo preelecciones, el ala política habría decidido postergar cualquier definición hasta fines de octubre, después de los comicios.

S.M.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad