6 de octubre de 2017 11:47 AM
Imprimir

Embestida de empresarios frigoríficos contra cooperativas truchas

Los empresarios de la Cámara de Industria Frigorífica (Cadif), de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) y de la Cámara de Matarifes Abastecedores, junto con trabajadores del sector, se movilizan este jueves hacia la sede porteña del Ministerio de Agroindustria para reclamar acciones concretas […]

Los empresarios de la Cámara de Industria Frigorífica (Cadif), de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) y de la Cámara de Matarifes Abastecedores, junto con trabajadores del sector, se movilizan este jueves hacia la sede porteña del Ministerio de Agroindustria para reclamar acciones concretas contra los matarifes que operan como cooperativas para eludir impuestos.

“El principal reclamo pasa por enfatizar las decisiones del presidente Mauricio Macri orientadas a transparentar la cadena de la carne y evitar las pérdidas millonarias provocadas por la competencia desleal de las cooperativas truchas y los operadores marginales que se ocultan tras ellas, lo cual pone en riesgo de continuidad operativa a las empresas regularmente constituidas y los miles de puestos de trabajo formales del sector”, indicó por medio de un comunicado Miguel Schiariti, presidente de Ciccra y director ejecutivo de Cadif.

Schiariti viene denunciando hace años la presencia en la provincia de Buenos Aires de cooperativas truchas operadas por matarifes que emplean esa figura para evadir impuestos, cargas sociales, normas higiénico sanitarias y ambientales.

“No estamos en contra del asociativismo, pero solicitamos se impida su uso indebido con fines de evasión”, apuntó Schiariti. “Esta problemática, que tanto daño viene haciendo al sector desde hace mas de diez años, en lugar de corregirse se ve enfatizada ahora con la anunciada reapertura de una falsa cooperativa ubicada en la localidad bonaerense de Máximo Paz, que fue cerrada hace seis meses por no cumplimentar los requisitos mínimos para operar en el sector”, añadió en referencia a la Cooperativa de Trabajo Frigocarne Máximo Paz Limitada (ex frigorífico Máximo Paz)

Entre las cooperativas de trabajo denunciadas por Ciccra y Cadif se incluyen Virgen de Luján Ltda. (ex frigorífico El Ranquelino; Luján), Frigorífico La Victoria Ltda. (ex frigorífico Pedró Hnos/La Cabaña/Lidercar; Temperley), Subpga de los Trabajadores (Berazategui), La Floresta Ltda. (Virrey del Pino), Carnes Castelli (ex frigorífico Castelli de la localidad bonaerense homónima), Suitrab Ltda. (ex frigorífico Suipacha de la localidad homónima) y Frigorifico y Matadero Bragado (ex frigorífico Bragado).

“La apertura de nuevos mercados internacionales sólo puede lograrse con transparencia comercial interna y sancionando a quienes trabajan en negro. Solo así se protegerá el trabajo actual y aumentará el empleo formal en el sector, con buenos salarios y en blanco”, afirmó Schiariti.

El dirigente de Ciccra y Cadif dijo que los frigoríficos que cumplen con las normativas vigentes “pierden más de un millón de pesos por mes, mientras que los operadores marginales se enriquecen y tienen cada vez mayor participación en el mercado”.

“La competencia desleal reinante es incompatible con la supervivencia de las empresas regularmente constituidas y es preciso que el Estado impida la continuidad esos operadores clandestinos y, más aun, debe impedirse que se agreguen nuevos. Hay muchas empresas en riesgo y miles de puestos de trabajo en juego”, concluyó. Ciccra y Cadif agrupan a 29 frigoríficos consumeros que emplean, según datos de ambas entidades, a unos 5800 trabajadores directos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Punto Biz

Publicidad