6 de octubre de 2017 11:54 AM
Imprimir

La Anónima compraría el frigorífico de General Acha

Según pudo saberse extraoficialmente, La Anónima podría ser la compradora del frigorífico de General Acha. Tras la inversión se abriría la barrera fitosanitaria y permitiría el ingreso de carne a la Patagonia, según consignaron ayer colegas de Contacto Radio.

General Pico (Redacción)- Representantes del frigorífico y de La Anónima se habrían reunido la semana pasada en Santa Rosa. La Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia, más conocida como La Anónima, es un grupo empresarial dedicado principalmente a la gestión de supermercados en Argentina, con centro en la Patagonia de ese país, aunque se ha extendido a otras provincias como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Entre 1957 y 1980 fue propietaria de Austral Líneas Aéreas. Entre sus principales accionistas históricos se encuentran miembros de las familias Braun, Menéndez y Reynal. Cabe recordar que días atrás en la audiencia de conciliación no se logró llegar a un acuerdo entre los directivos de la firma y los trabajadores, por lo que la demanda continuará su curso. Desde que el frigorífico cerró sus puertas un grupo de trabajadores solicita el pago de indemnizaciones ya que, según argumentan, solo les abonaron el 50% de lo previsto.

No se llegó a un acuerdo debido a que los propietarios del frigorífico no brindaron ninguna propuesta. Del encuentro participó el abogado de los trabajadores, Javier Horacio Díaz, y por la parte demandada, el apoderado y directivos del frigorífico entre los que estuvieron Suarez, Alonso y Osvaldo.

El juez Gerardo Bonino preguntó si la empresa tenía algún ofrecimiento a lo que se respondió negativamente. Una de las ex trabajadoras del frigorífico, Silvia Prieto manifestó en aquel momento: “El abogado Díaz representa a 39 trabajadores, otro grupo sigue con el gremio o con otro abogado. Ahora nos reuniremos con él para ver qué es lo que sucederá”.

“Hay rumores que dicen que se pagará una cuota o que se darán nuevamente los puestos de trabajo pero seguimos esperando. Se estima que entre los 39 nos deben pagar unos 18 millones. También pedimos la certificación de servicio para poder jubilarnos, pero la niegan”, agregó.

Asimismo, Prieto contó la incertidumbre que viven los trabajadores del emprendimiento. Tras el cierre del frigorífico los trabajadores han cobrado una parte de la indemnización y no han tenido un nuevo contacto. “Seguimos esperando a ver qué es lo que sucede. En total somos 128 empleados que hemos quedado en la calle, hay algunos que tienen changas o que comenzaron a trabajar en el asfalto, pero la mayoría quedó sin nada.

“General Acha es chico y cuesta conseguir trabajo y en la mayoría los trabajadores eran sustento de familia. Estamos muy mal, la gente del frigorífico es de General Acha y nos cruzamos siempre, es una situación incómoda porque nos conocemos desde siempre”, señaló la trabajadora.

Desde el mes de febrero de este año el frigorífico cerró sus puertas y crece la incertidumbre de muchos trabajadores. La preocupación aumenta en los trabajadores ya que hay personal que es nuevo y hay gente que tiene hasta 25 años de aportes, por lo que esperan que les informen qué es lo que sucederá. Un nuevo dato ahora circula y es que el frigorífico sería adquirido por la firma La Anónima.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Reforma - Santa Rosa

Publicidad