6 de octubre de 2017 15:45 PM
Imprimir

Por un problema “burocrático” sancionaron a un frigorífico

La cooperativa J.J.Gómez estuvo una semana sin poder faenar lo que generó "graves consecuencias".

Un problema “burocrático” impidió al frigorífico J.J. Gómez faenar durante casi una semana lo que generó graves perjuicios para la cooperativa que opera en la zona oeste de la ciudad.

Desde la firma explicaron que fueron “sancionado por la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario con una semana fuera de los sistemas”. “Por lo tanto la planta estuvo impedida de brindar el servicio de faena. Esto a raíz de una diferencia administrativa detectada por AFIP y SENASA, y que, a pesar de haber sido resuelta, por una desinteligencia burocrática, derivó en una dura sanción que repercutió en el normal abastecimiento de carne en toda la región del Alto Valle.

A través de un comunicado de prensa indicaron que hace más de 30 días quedó aclarado un reclamo de las autoridades fiscales nacionales, que luego de varios informes brindados por la administración del frigorífico, lo dieron de alta en el sistema y se continuó trabajando con normalidad. “Pero desde la Subsecretaría en cuestión, detectaron hace poco más de una semana que no hubo orden escrita que diera el alta en el sistema, y por eso se suspendió sin más al frigorífico, con las graves consecuencias que trajo a consumidores y trabajadores”, remarcaron.

La semana pasada, dos miembros de la cooperativa viajaron a Buenos Aires, donde “fueron bien atendidos, sin problemas, y estaba todo solucionado”, explicó Felipe Gerbán, presidente de Frigorífico JJ Gómez.

“Pero preferimos una sanción económica, o tener alguna oportunidad más clara para defendernos, porque nos sancionaron por una situación que ya había sido aclarada”, comentó, todavía preocupado por el cuello de botella que se generó en las instalaciones, donde esta tarde se completaron todos los corrales y había camiones esperando en la playa de maniobras, ante las urgencias de los abastecedores y carniceros que tenían sus heladeras vacías.

“Mucha gente se perdió de trabajar, y nosotros tuvimos que afrontar todos los gastos fijos sin poder faenar por todos estos días”, se lamentó Gerbán.

Para solucionar el problema, se interesó de manera personal el Ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, quien ayer verificó que el frigorífico estuviera una vez más en el sistema.

“Lo que ocurre es que en Nación están revisando a todas las cooperativas, porque hay sospechas que algunas no son genuinas, o que son pantallas de empresarios inescrupulosos, pero nosotros somos una cooperativa genuina que quiere hacer las cosas bien, y lo estamos haciendo”, señaló el dirigente cooperativista.

Además, desde el Gobierno provincial, se acompañó y apoyó toda la gestión llevada adelante la semana pasada por dos trabajadores de la planta en oficinas de Buenos Aires, mediante un permanente cruce telefónico y el envío de una nota remitida por el Secretario de Agricultura y Ganadería provincial, Tabaré Bassi.

Señalaron que hace 10 días, asistieron a la planta ubicada en JJ Gómez, el Director Regional del Senasa, Ricardo Sánchez, el Ministro de Agricultura de Río Negro, Alberto Diomedi, su par de Gobierno, Luis Di Giácomo, y la Directora Municipal de Medio Ambiente, Laura Juárez, a quienes se les informó de los planes sanitarios en marcha y de las pautas de trabajo que orientan al grupo de trabajo que conforman la cooperativa.

“Todos manifestaron su apoyo al compromiso asumido de respetar las pautas ambientales”, expresaron.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ANR

Publicidad