10 de octubre de 2017 10:18 AM
Imprimir

Pese a diferencias por el agro, la UE y el Mercosur confían en sellar pacto político

Tras la escasa oferta para el ingreso de carne y bioetanol, desde ambas partes se reforzó la necesidad de firmar este año el acuerdo, y luego ajustar detalles necesarios.

La Unión Europea confía en arribar a un principio de acuerdo para libre comercio con el Mercosur, a pesar de que la oferta para ingreso de carne vacuna y bioetanol sin arancel fue considerada escasa por la contraparte sudamericana.

En tanto, funcionarios de Argentina y Brasil reforzaron ayer su alianza para la negociación, que para la parte local también debe llegar a diciembre con un principio de acuerdo.

Desde Luxemburgo, el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, remarcó que “ahora la pelota está” en el campo del bloque que conforman Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y confió en que respondan a la propuesta formal que el viejo continente hizo la semana pasada en la cumbre bilateral de Brasilia.

Allí los referentes europeos ofertaron cupos anuales sin arancle de 70.000 toneladas de carne vacuna enfriada y congelada y 600.000 toneladas de bioetanol, lo que está lejos de los anhelos de los países de América del sur, que calificaron como “insuficiente” la oferta.

“Vuelvo a pedir a los países del Mercosur que moderen sus expectativas sobre sus productos sensibles”, afirmó el comisario irlandés en la rueda de prensa del Consejo de ministros de Agricultura, celebrada ayer en Luxemburgo.

Hogan consideró que las importaciones de la UE de carne vacuna desde los países del Mercosur “ya representan una cantidad sustancial, con 230.000 toneladas (entre cuota Hilton y la cuota 481, de carne engordada a corral, que no pagan aranceles), que según el irlandés suman “cerca del 75% de las compras exteriores totales del producto por parte de la UE”.

“Ahora la oferta ya está hecha y los países del Mercosur tienen que responder. La pelota está en su tejado y tenemos que ver qué ambiciones tienen a la hora de alcanzar un acuerdo con la UE y si son capaces de hacer una oferta sustancial en el respeto de nuestros intereses”, añadió Hogan.

Tras la ronda en Brasilia, las partes quedaron en volver a reunirse a principios de noviembre en la capital brasileña, y de ser necesario realizar una nueva cumbre para principios de diciembre en Bruselas.

Desde la UE, siguen confiando en que el acuerdo sobre las principales líneas de negociación del pacto comercial entre ambos bloques llegará hacia fin de año. “Habrá un acuerdo en el que las partes digan: hemos llegado a un punto de no retorno”, señalaron fuentes comunitarias mencionadas por la agencia EFE. Consideraron que lo más factible sea anunciar un acuerdo político, para luego afinar detalles del tratado de libre comercio.

En tanto, desde Marruecos, donde participan de una reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, y el canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira, reforzaron ayer la alianza bilateral de cara allá negociación con la UE.

Cabrera suele insistir que el Mercosur debe ser una plataforma común para salir al mundo y conseguir oportunidades para las industrias y los servicios argentinos. La administración Macri apuesta a que un tratado de libre comercio brinde mayores oportunidades de exportación a las pequeñas y medianas empresas argentina y a la sinergia que puedan generar esas compañías con pares o similares del Brasil.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista

Publicidad