10 de octubre de 2017 11:00 AM
Imprimir

Los europeos valoran la calidad de la carne argentina pero se quejan por altos precios

Son las primeras conclusiones de un estudio del IPCVA sobre la valoración del consumidor de Europa. Eligen cortes con poca grasa y esperan más oferta disponible.

El paladar del consumidor europeo reconoce a la carne vacuna argentina como una de las de mayor calidad en el mundo, pero advierte sobre la dificultad de conseguir cortes en los puntos de venta, y cuando la consigue, sobre su precio. Estas conclusiones se derivan del primer estudio de mercado del consumidor europeo a pedido de las entidades del sector ganadero del país, que se presentó ayer en el marco de la feria Anuga 2017 (que se realiza en la ciudad de Colonia, Alemania).

Fue el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) el que dio a conocer los resultados preliminares de un estudio que se conocerá en profundidad en 30 a 40 días. Los mismos marcan que, si bien a la hora de comprar los consumidores aún no prestan demasiada atención al origen de la carne, el imaginario de todos los encuestados es que la carne argentina es la de mejor calidad. “De hecho, la Argentina y Japón (por la carne de Kobe) son los dos países que encabezan el top of mind de los consumidores”, destacaron desde la entidad. En contraposición, la carne con peor imagen para los europeos es la proveniente de China y Europa del Este.

En ese aspecto, los restaurantes que venden carne argentina fueron destacados como excelentes voceros y embajadores de la carne de las pampas y son elegidos por los consumidores cuando quieren “darse un gusto”. Además se adelanta que en líneas generales prefieren los cortes con poca grasa y la grasa blanca por sobre la amarillenta, sin distinguir si se trata de grasa periférica o intramuscular. En ese sentido, pese al ideal del pastoreo extensivo que muchos mencionan, la terminación de los animales a granos no parece ser una amenaza para los consumidores europeos.

También se reconocen aspectos negativos, relacionados con la poca disponibilidad del producto (a veces difícil de encontrar) y el elevado precio. A Europa el país exporta cerca del 20% de los envíos al exterior de carne vacuna. El estudio fue realizado por la empresa GFK en países como Alemania, Holanda, Reino Unido e Italia, y contó con focus groups y entrevistas en profundidad con importadores, supermercadistas y dueños de restaurantes. “A Europa le vendemos carne hace muchos años pero nunca se había estudiado el paladar de nuestros consumidores ni las preferencias de los importadores”, afirmó Ulises Forte, Presidente del IPCVA.

Desde la consultora aseguraron que todas las asociaciones referidas a la carne argentina fueron positivas: calidad, tradición, naturaleza, pastoreo, gauchos, cultura, pampas. “Nos va a permitir conocer en profundidad el gusto y las tendencias, con base científica para, entre otros aspectos, modificar o no el biotipo Hilton y adecuarlo a la demanda”, agregó Mario Ravettino, Vicepresidente del IPCVA y Presidente del Consorcio de Exportadores ABC. Forte destacó que servirá para avanzar en una “fuerte campaña de reinstalación de la carne argentina en Europa”. Una vez terminada la etapa cualitativa, el trabajo continuará con 2100 entrevistas en cada uno de los mercados: “Será clave para exportadores para saber qué opina el consumidor, en todos los rangos de edad”, afirmó Ravettino.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad