13 de octubre de 2017 10:58 AM
Imprimir

Productores locales expresarán su rechazo al remate de tierras del Ejército

Se trata de 8.300 hectáreas en Campo Los Andes, Tunuyán, terrenos conocidos como “La Remonta”. El Gobierno quiere venderlas a privados

El 4 de abril de este año, Mauricio Macri firmó el decreto 225 que autorizaba a vender 8.276 de las 12.400 hectáreas del campo conocido como “La Remonta”, ubicado en el Valle de Uco, provincia de Mendoza. Hoy estas tierras pertenecen al Ejército Argentino.

El esquema que la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) propuso para su comercialización es una división en 47 lotes de entre 50 a 370 hectáreas cada uno. Se pretenden realizar dos subastas: una el 9 de noviembre y otra el 7 de diciembre.

Vecinos de la zona presentaron un recurso de amparo alegando que ya hay pobladores que trabajan esas tierras y que no podrían acceder a créditos para comprarlas en una subasta. De esta manera, consideran que están en desigualdad de condiciones con respecto a grandes empresas o capitales transnacionales. Además, afirman que el decreto es inconstitucional y que su aplicación perjudicaría la llegada de agua potable a la parte baja de Campo Los Andes, donde muchos de ellos viven y trabajan.

Finalmente, el 23 de mayo, la Justicia Federal mendocina ordenó frenar la venta con una orden de “no innovar” hasta que no se resolviera el amparo, a la vez que el mismo juez, Marcelo Garnica, se declaró incompetente y derivó el litigio a Buenos Aires.

Mientras tanto, el Gobierno planea seguir adelante con el remate de tierras y los productores se manifestarán este viernes frente al principal acceso al predio.
“No entran los que realmente pueden trabajar la tierra”

Así lo afirmó el dirigente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Germán Font, quien señaló algunos puntos en las normas para la venta que ponen a los productores locales en desventaja. Primero, aseguró que “la financiación es a muy corto plazo, con una tasa del 6%, en dólares, que muestra a los bancos haciendo un gran esfuerzo, pero que no tiene en cuenta que los productores no están en condiciones de ser sujetos de créditos. No entran los que realmente pueden trabajar la tierra”.

Agregó que “hoy el productor genuino no está en condiciones de competir en una subasta para la compra de un campo y esas tierras se terminarán vendiendo a arrendatarios, que incluso podrán ser extranjeros. La subasta puede parecer la mejor forma, pero no lo es porque no pone a todos en igualdad de condiciones, por eso proponemos distintos procesos de colonización”.

Con respecto a estas propuestas, señaló que “se planteó en todo momento que no se permita la especulación y se introdujo dentro de las condiciones que esas parcelas no se puedan vender en menos de 10 años”.

También opinó que “hay mejores procesos para una colonización de estas 8.300 hectáreas que salen a remate. Se viene trabajando hace tiempo, participando de espacios de diálogo y planteando un abordaje distinto sobre estas 8.300 de 12 mil hectáreas de La Remonta que van a subasta ahora”.

Por último, Font contó que “hay productores de la zona interesados, que vienen de padecer inundaciones en campos cercanos y frente a esta posibilidad, que avizoraron en primera instancia, hoy ya bajan los brazos porque sospechan que está todo vendido de antemano, todo arreglado”. “Estamos a punto de perder una oportunidad y no se toma dimensión de esto”, concluyó.  Agromeat

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad