13 de octubre de 2017 12:23 PM
Imprimir

Maíz: ¿vendo ahora o espero una suba?

Por el clima el cereal de primera perdería potencial productivo y ante este escenario se abren distintas variables. Veamos el análisis del mercado

Estamos en plena época de siembra de maíz temprano, y la combinación de suelos saturados y excesos de lluvia ha llevado a un atraso importante en la implantación. Esta situación pone en duda que se pueda concretar toda la intención de siembra, y por tanto genera la posibilidad de que la oferta de maíz temprano en marzo y abril sea escasa.

Ante este panorama los valores podrían incrementarse, por lo que lo mejor para quienes sí pudieron sembrar sería esperar precios más altos. Sin embargo esta conclusión apresurada podría resultar errónea.

 

Para entender esto debemos primero comprender la estructura de la oferta del mercado de maíz. En América tenemos tres grandes oferentes. El mayor es EE.UU., cuyo mes de referencia para el pico de oferta es diciembre. Luego está Brasil, que históricamente era importador neto de maíz, pero que con la expansión de la agricultura hacia el norte, logró sembrar soja y luego sigue con maíz de segunda. Esta cosecha llamada safrinha aporta más cereal que la de primera, y le permitió a Brasil convertirse en exportador neto. El maíz temprano en Brasil se cosecha en febrero pero abastece el consumo interno. Las exportaciones se nutren de la safrinha y hace pico a partir de agosto.

En el caso de Argentina, cuando el 80% del área era de primera, el maíz llegaba al mercado en marzo/abril, cuando la oferta norteamericana menguaba, y la de Brasil todavía estaba por ingresar, gozando así de un momento privilegiado para la exportación. El resto del maíz Argentino tardío, que se sembraba en el norte de Córdoba y el noroeste, llegaba para completar los últimos barcos y atender al consumo interno, y como resultaba una proporción menor incluso tenía un premio sobre el maíz abril.

Pero los productores fueron descubriendo en el maíz tardío una alternativa productiva muy buena. Con mayor estabilidad de rendimientos, aunque con menor productividad. La siembra tardía se fue generalizando también en la zona núcleo, y esto llevó a que actualmente sólo 40% del área sea de maíz sea temprano. El resto es maíz que ingresa al circuito comercial a partir de julio. Este maíz coincide con la cosecha de Brasil, por lo que se pierde la ventaja que antes mencionábamos. Al juntarse la oferta de Brasil y la de Argentina, el pico de oferta presiona los precios a la baja.

En este año la cosecha tanto de Brasil como de nuestro país han sido récord. Si bien los volúmenes ya vendidos son importantes, queda mucho por comercializar en ambos países. Esto hace que sea prácticamente imposible vender y embarcar todo el maíz remanente de aquí a fin de año. De hecho los exportadores no muestran interés por maíz disponible justamente por la dificultad de colocarlo en este momento. Recién para diciembre hay chances de venta.

Teniendo en cuenta la producción local, lo ya embarcado y el ritmo habitual de embarques, e incluso pensando en un consumo interno muy activo, vemos que podrían pasar de campaña más de 10 millones de toneladas de maíz.

Volviendo al punto inicial que describíamos, si bien es cierto que en marzo posiblemente haya una menor disponibilidad de grano del ciclo 17/18 por el atraso en la siembra, lo cierto es que esa menor oferta se compensará con la mercadería que pasará de cosecha del ciclo previo. Por ello pensamos que los precios seguirán con presión negativa.

Así las cosas, si el mercado marzo se calentara por expectativa de caída en el área sembrada de primera, esto debería ser visto como una oportunidad de venta tanto para el maíz temprano, como para el maíz del ciclo 16/17. Los valores de cosecha nueva tienen un premio que aún descontada la tasa de interés de no cobrar antes, hace que resulte más atractivo vender para esos meses que en el mercado disponible.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero - Análisis de Mercado de Fyo

Publicidad