14 de octubre de 2017 20:02 PM
Imprimir

¿Qué tractor elijo para mi huerto o frutales?

España :  La mecanización se extiende campaña tras campaña a subsectores agrícolas como el de los frutales o los huertos en los que, hasta la fecha, la mano de obra intensiva era la encargada de desarrollar buena parte de las labores. Evidentemente, el espacio reducido en que se desarrollan los trabajos en este tipo de […]

España :  La mecanización se extiende campaña tras campaña a subsectores agrícolas como el de los frutales o los huertos en los que, hasta la fecha, la mano de obra intensiva era la encargada de desarrollar buena parte de las labores.

Evidentemente, el espacio reducido en que se desarrollan los trabajos en este tipo de actividades condiciona de una forma clara la elección del tractor a adquirir de tal forma que son más los agricultores que apuestan por los “fruteros” a la hora de ser la herramienta fundamental de su trabajo, en vez de tratar de “aprovechar” la maquinaria con la que ya cuentas.

Las labores en las que se utilizan estos tractores fruteros que van desde el acarreamiento de herramientas, el uso de los mismos para la aplicación de distintos tipos de tratamientos fitosanitarios, plaguicidas o de fertilizantes líquidos o los movimientos de tierras hace que estos vehículos desarrollen su labor siempre o casi siempre en unas condiciones extremas, a pesar de que su uso anual se sitúa entre las 250 – 400 horas de trabajo frente a las 1.000 que suelen ser habituales de sus “hermanos mayores”.

Emilio Gil, en un reciente estudio llevado a cabo desde la Universidad Politécnica de Cataluña, sobre el uso de los tractores “fruteros”, asegura que existen cinco factores que “dirigen” la compra de uno u otro modelo

El primero la potencia del motor de la maquinaria que debe ofertar una gama que permita el desarrollo de una variable muy significativa de labores algo que iría unido a buscar el menor gasto posible de combustible.

Otro elemento fundamental es la maniobrabilidad del tractor, teniendo en cuenta, sobre todo el escaso espacio en el que se va a trabajar que ofrece muchas menos posibilidades que aquellos vehículos que lo hacen en las explotaciones de cultivos extensivos.

Unido al punto anterior aparece el tamaño y dimensiones del tractor que evidentemente deben adaptarse a la realidad de la explotación en la que van a laborar.

Gil asegura que un elemento básico para decantarse por la compra de un “frutero” u otro es que cuente con un enganche tripuntal y elevador eléctrico.

Siendo el último de estos cinco factores la ergonomía y la seguridad.

La gama de tractores Pascuali ofrece una amplía y variada respuesta a todas estas demandas y peticiones que puedan llegar desde el agricultor.

Así el Pasquali Era 9.30 DT equipado con motores de 26Cv. y con ruedas desiguales de 6.5/80-12 es una máquina profesional diseñada para trabajar en pequeñas explotaciones agrícolas y en cultivos especiales donde los espacios para maniobrar son reducidos, como viñedos, frutales o invernaderos.

Mientras que el tractor pasquali MARS AR, con ruedas isodiamétricas,articulación central (AR) y chasis Os-Frame, es una máquina profesional diseñada para trabajar en explotaciones agrícolas y en cultivos  reducidos. Entre sus prestaciones destacan su estructura compacta y perfil bajo, así como su radio de giro reducido de 2,6 m. Se ofrece con motores de 70, 79 y 91 CV.

Junto a esto destaca la gama Pasquali EOS 5.60, con ruedas isodiamétricas y articulación central (AR), máquina profesional diseñada para trabajar en explotaciones agrícolas. Disponible en versión monodireccional y reversible, con la posibilidad de rotar el puesto de conducción para invertir el sentido de marcha.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad