14 de octubre de 2017 20:22 PM
Imprimir

Estrategias para frenar a las malezas “recomendaciones de manejo”

Cómo plantear estrategias en barbecho adecuadas a las distintas problemáticas, que cubran todo el espectro de malezas y se ajusten a los costos productivos.

El avance sostenido y generalizado de las malezas en nuestro territorio productivo es un hecho bien documentado por la REM de Aapresid. En su último informe, la institución dibujó un mapa preocupante de malezas al que se suman las condiciones de excesos hídricos que dejan a su paso lotes enmalezados, a la vez que “lavan” los herbicidas, complicando los manejos.

Amaranthus hibridus y Amaranthus palmeri se llevan todos los números. Están presentes en más de 13 millones de has agrícolas, lo que representa el 46 % de la superficie agrícola mapeada, siendo Córdoba la principal damnificada con más de 6 millones de hectáreas. Le siguen las Chlorideas, con 8 millones de hectáreas, siendo también Córdoba la de mayor área afectada, con casi 3 millones.

Por su parte el Sorgo de Alepo resistente a glifosato cubre algo más de 5 millones de hectáreas, mientras que en Córdoba se encuentra más de la mitad de esta superficie. Lo mismo sucede con Eleusine, que alcanza 5 millones de hectáreas. El Capín resistente ocupa 4,5 millones, siendo Santa Fe la de mayor superficie, seguida por la provincia de Entre Ríos.

Por último, el Raigrás resistente a glifosato, que afecta 2 millones de hectáreas, siendo Buenos Aires la que se lleva el 75% de esta área, seguida por Entre Ríos y Santa Fe. Otro dato que agrega el relevamiento, es la superposición de malezas que presentan algunos lotes.

El momento es ahora

La recomendación principal que se desprende del Informe de la REM es la aplicación en preemergencia de soja, y con más de un modo de acción, para evitar la aparición de más resistencias. En este sentido, hablamos con el Ing. Agr. Vicente Banchio, representante de Desarrollo Técnico de Mercados de Adama en Córdoba y Responsable del cultivo de Soja, sobre las estrategias que recomienda la empresa adaptadas para abordar en este momento crítico.

Para los lotes que van a soja, que vienen de maíz, que tengan presencia de Rama Negra y Yuyo colorado y las gramíneas anuales, la estrategia recomendada es Topgan (Imazaquin 15%) + Oxalis (Flumioxazim 48%), una combinación apta para el control de Rama Negra, Yuyo Colorado, Maíz Guacho y Gramíneas Anuales.

Metolagan (Metolachloro 96% CE) + Oxalis (Flumioxazim 48%) es recomendada en el manejo de yuyo colorado y gramíneas anuales en lotes que van a soja o a maíz. “También tiene influencia sobre otras malezas”, aclara Vicente Banchio. Su posicionamiento es en preemergencia.

Un paquete eficiente

En lotes que van a soja con elevada problemática de yuyo colorado, la recomendación de Adama es Tribune (Metribuzin 70% WG) + Oxalis para el control de Rama Negra y Yuyo Colorado.

Finalmente, una estrategia que incluye un modo de acción poco habitual, que está empezando a ser cada vez más usado por muchos técnicos: Legacy (Diflufenican 50% SC)- + Oxalis. Este pack es recomendado en el control de las dos principales malezas problemas, Yuyo Colorado y Rama Negra.

Para concluir, Vicente Banchio afirmó: “Coincidimos con el escenario descripto por la REM de Aapresid, que deja en claro lo imperativo de hacer un eficiente manejo de malezas. Las recomendaciones son generalizadas y desde Adama recomendamos el asesoramiento técnico por Ingeniero Agrónomo que tenga información a nivel de lote, pensando en las distintas situaciones zonales. La oportunidad de no dejarles libre el terreno a las malezas está dada con las herramientas disponibles.”

Según AAPRESID

Las malezas constituyen uno de los factores bióticos adversos de mayor importancia en los cultivos, ya que compiten por agua, luz y nutrientes, son hospederas de patógenos e insectos perjudiciales, generan pérdidas económicas por mermas de rendimiento, menor calidad de granos, aumento en los costos de cosecha, entre otras. Existen diversas estrategias de control de malezas, ya sean métodos preventivos, físicos, culturales, biológicos, mecánicos o químicos. Sin embargo, durante los últimos 40 años, el control químico con herbicidas ha sustituido en gran medida las anteriores prácticas de control físicas, y mecánicas, contribuyendo significativamente a la alta productividad de la agricultura mundial.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad