17 de octubre de 2017 10:19 AM
Imprimir

Rabobank pronostica un continuo crecimiento para el sector porcino de EE.UU.

De acuerdo con el último de los informes elaborados por RaboResearch Food & & Agribusiness de Rabobank, la industria porcina estadounidense crecerá en un 11% en los próximos 8 años debido a una mayor eficiencia en la producción y a una mayor capacidad para el procesado de carne. “Las exportaciones son necesarias para una futura […]

De acuerdo con el último de los informes elaborados por RaboResearch Food & & Agribusiness de Rabobank, la industria porcina estadounidense crecerá en un 11% en los próximos 8 años debido a una mayor eficiencia en la producción y a una mayor capacidad para el procesado de carne. “Las exportaciones son necesarias para una futura expansión, pero no están garantizadas”, señala Sterling Liddell, RaboResearch Food & Agribusiness, Global Data Analyst, en un comunicado de prensa de Rabobank. “México sigue aumentando sus inventarios de cerdos y mataderos lo que hace que sea solo cuestión de tiempo que México impulse la producción nacional”.

Durante este período de transición en el sector porcino, las exportaciones, la eficiencia y la capacidad de sacrificio serán los factores determinantes entre el estancamiento y la expansión. “Se espera que la economía de márgenes ajustados continúe impulsando más ganancias de eficiencia en ambas variables clave, ya que los ganaderos buscan optimizar la alimentación animal y distribuir los costes fijos en más carne obtenida por cada reproductora”, dice el informe.

El informe destaca que se reducirá el número de reproductoras en un 6,3% hasta el año 2025 pero a cabmio cada hembra tendrá más cerdos y el peso medio de las canales se incrementará en un 5,5%.

Los autores creen que “la demanda se beneficiará del ligero crecimiento del consumo per cápita, del crecimiento de la población y de las exportaciones cada vez mayores”. Será estable pero, sin embargo, habrá más carne en el mercado, colocando más presión en las exportaciones.

“Los problemas geopolíticos afectan el comercio mundial de carne de cerdo”, explica Justin Sherrard, RaboResearch Food & Agribusiness, Global Animal Protein Strategist. “Es probable que las exportaciones de carne de cerdo de Estados Unidos a ciertos mercados, como México y China, se tengan que enfrentar a la competencia de estos propios países, ya que se espera que la producción en esos países aumente”.

Sin mencionar las incógnitas adjuntas al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. “La creciente dependencia de la industria porcina en las exportaciones de Estados Unidos tiene implicaciones importantes: introduce la volatilidad en el mercado y destaca la necesidad actual de mejorar el posicionamiento competitivo en los principales mercados de exportación de México y el norte de Asia”, dijeron los autores.

Rabobank dice que es fundamental que los productores entiendan la oferta, la demanda y el potencial de una mayor volatilidad del mercado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad