22 de octubre de 2017 13:26 PM
Imprimir

“Por la gran demanda, las principales carnes tienen una oportunidad histórica”

Lo aseguró David Lacroze, empresario agropecuario y coordinador de la Mesa de las Carnes. Este lunes se reúnen nuevamente con el presidente Mauricio Macri.

1- ¿En qué situación se encuentra la producción de carne en el país?

La gran novedad para la Argentina es que hace tiempo que la carne vacuna ya no es más el alimento cárnico único de los argentinos. Hoy por hoy, cada habitante argentino está consumiendo 120 kilos aproximadamente por año de carnes. De los cuales, casi 60 kilos son de vaca, 45 kilos, de pollo y 15 kilos, de cerdo. No se cuenta la carne ovina porque son majadas de consumo propio y no comerciales. No se va a dar más el terrible problema que fue esa política denominada “mesa de los argentinos”, que se prohibieron las exportaciones de carne vacuna para que los argentinos podamos comer carne más barata. El resultado fue la pérdida de 12 millones de cabezas y los argentinos no comimos carne más barata. Esto está superado por el cambio de dieta de los argentinos.

2- ¿Se puede crecer todavía más en el marcado local?

Es muy difícil comer más de 120 kilos de carne por año por habitante. Es mucho. Entonces, las tres carnes van a crecer mirando el mundo. Y por suerte, hay mucha demanda a nivel global.

3- En este eje, ¿cuáles son los principales mercados del mundo al que debe apuntar la Argentina?

Uno de ellos es China. Mas del 50% de las exportaciones argentinas vacunas fue este año a este país asiático. Lo único que se exporta es carne vacuna congelada sin hueso. Pero ya llegaron desde China los nuevos protocolos para exportar carne enfriada (carne de mayor calidad) y carne congelada con hueso. Lo están estudiando desde el Minagro (Ministerio de Agroindustria) y tenemos firmes esperanzas de que tengamos esos dos nuevos mercados. Cabe resaltar que este país asiático importa en total arriba de un millón de toneladas de carne anuales y todo el mercado mundial de carne es alrededor de 10 millones. El otro país que está en la mira es Estados Unidos. Estamos esperando que abran este mercado que son unas 20.000 toneladas al año que entrarán sin ningún impuesto. Además, también nos autoriza a vender en un futuro con impuestos encima de la cuota. Pero a su vez, entrar a Estados Unidos nos deja las puertas entre abiertas para llegar a muchos destinos porque nos da seguridad y una garantía de inocuidad a nuestras carnes.

4- ¿Y qué hace falta para que habiliten el mercado norteamericano?

Las ganas del presidente Trump. Todos los papeles están terminados.

5- ¿Cuánto se espera exportar este año y cuáles son las expectativas para el 2018?

Este año vamos a estar en las 300.000 toneladas. El año pasado los embarques fueron de 230.000 toneladas. Y en 2018, como mínimo, debemos crecer similar a este año, alrededor de 70.000 toneladas exportadas. Hay que superar las 400.000 toneladas.

6- Este lunes la Mesa de las Carnes, que usted coordina, tiene previsto juntarse nuevamente con el presidente Mauricio Macri. ¿En qué han avanzado y qué falta ajustar aún?

Una de las grandes trabas de la cadena, esto va del productor al consumidor, es la informalidad. Hemos avanzado. Igual, se puede hacer mucho más. Y vamos hacia este camino. Ahora, tenemos puestos todos nuestros cañones en que hay que llegar a producir un novillo más pesado. En vez de matar un animal de 350 kilos, que es un disparate, debemos llegar a novillo de 420 a 440 kilos que sirva para consumo local o para exportación.

7- ¿Qué medidas deberían emplearse para alcanzar esta meta?

El objetivo es que sea negocio para el productor producir ese novillo y para que sea negocio, debemos tener demanda de la exportación y del mercado local para poder pagar más cada animal.

8- Para concluir, ¿qué espera para las cadenas de las carnes en 2018?

Hay que seguir creciendo en la producción y la exportación de todas las carnes. Es una oportunidad histórica y única por la gran demanda

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad