24 de octubre de 2017 10:47 AM
Imprimir

Insisten en indemnización por supuesto caso de brucelosis

Paraguay Dueños de cabras que habrían sido contagiadas de brucelosis en la Expo 2016 piden G. 1.027 millones de indemnización por daños y perjuicios. La denuncia está radicada en el juzgado N° 3 de San Lorenzo. Se menciona a un cabañero y al Senacsa.

Los propietarios de la cabaña “Mi Linda Cabrita”, Elizabeth Vaesken y Gustavo Oviedo Silva, habían denunciado a Guillermo Battochi, dueño de Cabaña San Guillermo, de haber contaminado a sus cabras durante la Expo 2016, cuando una de las cabras de Battochi abortó en el galpón de caprinos de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y habría contaminado de brucelosis a varias cabras que estaban en la feria, incluso a personas.

A raíz de ese hecho se presentó una denuncia contra Battochi y contra el Senacsa (Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal).

El abogado que patrocina la denuncia ante la justicia es De los Santos Devaca. Ayer fue consultado por este diario cómo está el proceso. Respondió que la denuncia está actualmente en el juzgado N° 3 de la circunscripción de San Lorenzo.

Entre otros reclamos, se pide una indemnización de G. 1.027 millones, detallada de la siguiente manera: daño emergente, G. 350.000.000; lucro cesante, G. 377.600.000, y daño moral, G. 300.000.000

Comentó que de la aparición de brucelosis fueron informados en su momento el Senacsa y las autoridades de la ARP. “Hubo un aborto de una de las cabras del señor Battochi y a partir de ahí se contaminó al dueño de la cabaña ‘Mi Linda Cabrita’ y a su señora, así como a tres o cuatro personas encargadas y por supuesto también las cabras que estaban en el galpón de la Expo”, manifestó Devaca.

Battochi niega

Consultado sobre esta denuncia, Guillermo Battochi Aquino respondió ayer que todo es mentira y que su hato caprino tiene brucelosis cero. Agregó que en Senacsa está toda la documentación y la certificación de su hato caprino. Acusó a los dueños de la cabaña “Mi Linda Cabrita” de procedimientos antihigiénicos con las cabras.

Dijo también que tiene fotos de que en ese lugar realizan tareas de manipuleos internos de cabras sin guantes y sin tapabocas. Dijo que la denuncia solo busca cobrar dinero, pero que no tienen forma de probar lo que están denunciando.

Alegan que se minimiza

El abogado de Cabaña Mi Linda Cabrita, De los Santos Devaca, manifestó que hubo responsabilidad civil y penal y lo más grave es que se intentó ocultar y minimizar. “Es un hecho criminal ocultar este tipo de información que afecta a las personas y más todavía que no se hayan tomado medidas correctivas en su momento”, dijo. El titular del Senacsa, Hugo Idoyaga, había dicho sobre el caso de Cabaña San Guillermo que técnicos de la institución estatal intervinieron tras la denuncia y corroboraron que todos los animales estaban sanos, por lo que el recinto cuenta con el certificado sanitario para poder operar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ABC

Publicidad