24 de octubre de 2017 11:00 AM
Imprimir

El Gobierno se comprometió a bajar impuestos a favor del sector cárnico

Mauricio Macri dijo a las entidades de la industria que se encara una reducción de Ingresos Brutos. Se definieron organismos para actuar contra cooperativas "truchas"

El plan de lograr llevar a la cadena de la carne a tener exportaciones por u$s 7000 millones está en marcha. Antes de eso, sin embargo, los distintos actores y entidades plantearon la necesidad de reformas en aspectos que pueden ser clave: sobre todo aquellos relacionados con la transparencia y con temas impositivos.

La cuarta reunión del año que encontró al Presidente y al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile con la Mesa de la Carne, conformada por distintas entidades del sector cárnico del país, marcó el compromiso del Gobierno a bajar tasas de los Ingresos Brutos a los minoristas, y a presentar un esquema de impuestos más igualitario con las distintas cadenas.

Tal como graficó Víctor Tonelli, coordinador técnico de la Mesa de la Carne, hoy la carne vacuna tiene una tasa del 10,5% mientras que el pollo o la porcina, del 21% y “el objetivo es armar un esquema impositivo más equitativo”, afirmó a El Cronista. Según comentó Carlos Iannizzotto, Presidente de Coninagro, en este tema se definió una “urgente negociación” con las distintas provincias en pos de una baja de tasas y alícuotas, y comentó que Macri resaltó que el Gobierno bajó en dos años, dos puntos la presión tributaria.

El tema ya había sido anticipado por Daniel Urcía, Presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) que en declaraciones a Radio Rivadavia había manifestado que el tema es “particularmente sensible en Buenos Aires donde hay muchos contribuyentes que no pagan Ingresos Brutos porque las alícuotas son confiscatorias. Tiene que haber un acuerdo nacional en función de definir una alícuota baja”, destacó. Tonelli además contó que se fijó como fecha límite el 1 de marzo de 2018, el día para que estén en funcionamiento las cajas negros (balanzas y cámaras) en los frigoríficos de faena, y que se impondrán reembolsos del 5% a la exportación de carne porcina, a modo de “incentivo”. “También se trató la garantía prendaria para los créditos para animales, algo que estará funcionando antes de fin de año”, afirmó.

Respecto al control de la informalidad, se dio instrucción al INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) para que actúe junto a la AFIP en el control de las llamadas cooperativas “truchas”. “Es algo que antes no se hacía, y que puede ser muy importante para toda la cadena”, contó Iannizzotto. Tonelli remarcó que no se trató el tema del engorde de novillos, aunque se encontrarían en estudio distintas propuestas, que van desde favorecer el engorde con eximición de impuestos o dar mayor financiamiento.

Para llegar a los u$s 7000 millones parece largo el camino, ya que actualmente se calcula que toda la cadena exporta productos por cerca de u$s 1500 millones, aunque los directivos expresaron su optimismo de alcanzar el objetivo en tres o cuatro años.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad