25 de octubre de 2017 09:24 AM
Imprimir

Rendimientos por debajo de lo esperado en la colza

Uruguay En un panorama adverso el tiempo ahora da una mano en trigo y cebada

Las primeras cosechas de colza exhiben rendimientos menores a los esperados, aunque es temprano para establecer el costo productivo final y si la cosecha reportará un margen de ganancia. En trigo y cebada, cuando aun falta para iniciar la recolección de los granos, el tiempo mejoró y, si bien hay perjuicios que no se pueden corregir, el llenado de grano sucede en buenas condiciones y achica el nivel de la adversidad.

Álvaro Núñez, gerente técnico de la Unión Rural de Flores (URF), comentó que solo se cosechó colza en una chacra, “con rendimientos menores a los previstos, el productor estimaba 1.800 kilos por hectárea y le está dando 1.200”.

Si bien precisó que es un caso y que resta cosechar casi la totalidad de la superficie de la oleaginosa de invierno, los comentarios sobre qué acontece en otras zonas es que los rendimientos también son más bajos de lo esperado.

Núñez comentó que no ha sido un año positivo para este rubro, con pérdidas por problemas a la hora de la implantación y por el exceso de lluvias en momentos críticos del desarrollo del cultivo.

Algo positivo “es que la primavera nos está dando una mano bárbara para el trigo y para la cebada; se perdió potencial de rendimiento en invierno, eso está claro, pero capaz que ahora con el llenado del grano tenemos una buena sorpresa”.

Añadió que el comienzo de la cosecha de cebada se proyecta para los primeros días de noviembre, en tanto que para el trigo sucederá más próximo a fines del mes que viene.

Roberto Verdera, gerente técnico en Cooperativa Agraria Limitada Mercedes (Calmer), manifestó que en las chacras con cultivos de cebada y trigo “está todo feo”, que “los potenciales no son buenos” y que “no es un buen año para los cultivos de invierno”.

Por lo tanto, reflexionó, hay que volver a poner la mira en los cultivos de verano, sobre todo en la soja, “y hay que prender alguna vela” para que el estado del tiempo vuelva a dar una mano, como en la campaña pasada.

Se viene la siembra de soja

“En maíz de primera casi no se hizo nada, estuvo lloviendo y la fecha pasó, aunque se iba a hacer poco. Los boletos siguen estando mayoritariamente con la soja y en los últimos 10 días el tiempo ha dado una mano para ponernos a tiro, veníamos muy atrasados. Algunos van a arrancar a sembrar la semana que viene”, comentó.

Marcelo Ferreira, gerente del área Semillas en Barraca Erro, comentó que “se empezó a cosechar la colza, pero vamos en un porcentaje bajo de 20% a 25%”.

Los rendimientos “han sido muy variables”, con un promedio piso de 1.500 kilos por hectárea y máximos que promedian los 1.800 a 1.900 kilos, aunque hay expectativa de chacras que por las fechas de siembra pueden dar en torno a los 2.000 kilos.

Sobre cuál es el rendimiento de equilibrio, es prematuro para elaborar ese cálculo que, además, “depende del porcentaje de aceite, que está un poco por debajo del que hemos tenido en las últimas cinco zafras”.

En trigo y cebada, “se hizo todo lo que el estado del tiempo permitió, muchos trabajos no se hicieron y muchos se hicieron desfasados en el tiempo. Hay que ver qué calidad encontraremos cuando podamos entrar a cosechar, pero los rendimientos serán bajos”.

Sobre las labores relacionadas con los cultivos de verano, dijo que se están poniendo al día con los barbechos en los campos en los que se instalará la soja, “también desfasado en el tiempo”.

Ferreira dijo que hay algunos obstáculos que cuesta creer que existan, aludiendo a que hace pocos días hubo una secuencia de lluvias que no dejaba realizar las labores y hoy ya se aprecian chacras con suelos secos, incluso con problemas de temperatura porque en la mañana del lunes hubo helada en algunas zonas y eso se añade al tema de la humedad.

La cifra

419.000 hectáreas es el área de siembra de cultivos de invierno en 2017/18 –10% menos que en 2016/17– que estimó la DIEA: 197 mil hectáreas (ha) de trigo; 145 mil ha de cebada; 47 mil ha de colza; 25 mil ha de avena; y 5.000 ha de otros cultivos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad