28 de octubre de 2017 11:35 AM
Imprimir

Ganar mercado con carne de yacaré

Frigorífico en Mato Grosso del Sur invirtió unos US$ 10 millones y 79.000 animales en su criadero

Un frigorífico en Mato Grosso del Sur trabaja para ganar mercado comercializando carne de yacaré, que es poco consumida en Brasil.

Está ubicado en Corumbá. Los hermanos Weber e Willian Girardi son hijos de uno de los socios de la empresa y trabajan en un criadero que tiene más de 79.000 animales de la especie «caymán yacaré» o yacaré de pantano, como es conocido. Enseguida que nacen, los pichones de yacaré son confinados en cautiverio. Se alimentan una vez por día con una ración de engorde compuesta por menudos de buey, vitaminas y aminoácidos, entre otros ingredientes.

Apenas empiezan a ganar peso, los animales son separados por tamaño en estanques de 52 metros cuadrados cada uno. Con 3.500 litros de agua en cada pileta, se mantiene la temperatura ideal para esta especie. Los yacarés permanecen en el criadero durante aproximadamente un año y medio, tiempo necesario para alcanzar el peso y el largo ideal para ir a faena. Con 8 kilos y 1,20 metros de largo pueden ser finalmente faenados.

La empresa tiene autorización del Instituto de Medio Ambiente del estado (Imasul); es el primer frigorífico de yacarés en Mato Grosso del Sur y el mayor de Brasil. «Las autorizaciones ambientales están todas reglamentadas», afirmó Sandra Dambros, directora de autorizaciones de Imasul.

La crianza comenzó a partir de huevos de yacaré recolectados por estancieros y vecinos de Pantanal, que recibían 1,50 reales (unos ?US$ 0,46, al cambio actual) por cada huevo que daban a la empresa. La recolección de huevos disminuirá el año que viene y la reproducción se realizará en el propio criadero de la empresa con matrices seleccionadas. Las hembras —que ya superan los dos metros de largo— se separan de los machos y se crían en piletas aparte.

En cuatro años, la empresa invirtió 35 millones de reales (unos US$ 10,8 millones) y emplea a 100 personas. Se trabaja en nueve cortes diferentes. Hay filé de cola, de lomo, de dorso y filé mignon. Las ancas cuestan, en promedio, 45 reales (US$ 13,87) el kilo.

Además de la carne, la piel de yacaré es valorada, especialmente en mercados extranjeros. Bien tratada, cada pieza se vende en el exterior por unos US$ 200.

«Ya conseguimos contactos con México y tenemos algunos clientes en EE.UU. En lo que va del año, también mandamos piezas a Rusia y Sudáfrica», explicó el gerente de operaciones Walter Giradi.

El frigorífico faena en promedio unos 85 animales por día. Además de ventas en el estado de Mato Grosso del Sur, la carne de yacaré también se vende en los estados de San Pablo, Minas Gerais y Río de Janeiro.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Pais

Publicidad