28 de octubre de 2017 02:22 AM
Imprimir

Las vacantes laborales de Colombia están en la actividad inmobiliaria y el sector agro

La tasa de desempleo para septiembre se ubicó en 9,2%.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) presentó ayer el dato de mercado laboral para septiembre. El informe reveló que la tasa de desempleo se ubicó en 9,2%, siete puntos básicos por encima de la cifra registrada durante el mismo mes en 2016, demostrando un leve aumento. Un comportamiento que también pudo contraer el número de nuevos ocupados, que para septiembre llegó a 111.000.

Para Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, este resultado evidencia que “se está comenzando a sentir el efecto de la desaceleración económica en la generación de empleo”, si se tiene en cuenta que durante 2016, y durante lo corrido de 2017, no se había verificado en la realidad laboral con tanta consistencia.

Sin embargo, en generación de empleo hay dos ramas de actividad que se destacan. La primera es la relacionada con actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler. Durante el trimestre móvil (julio – septiembre) reportó un crecimiento de 7,7%, una distribución nacional de 8,3% y una contribución de 0,6 puntos porcentuales al total de población ocupada. Una cifra que dejaría al sector liderando la creación de nuevas oportunidades laborales para los colombianos.

Comportamiento que para Jaramillo era de esperarse, porque la actividad inmobiliaria ha venido demostrando una evolución sostenida, sin ningún tipo de retroceso. Pero la tendencia al alza también estaría relacionada con las inversiones del Gobierno Nacional en programas como ‘Mi Casa Ya’, según el viceministro de Vivienda, David Pinilla.

Para el funcionario, “es una gran noticia saber que nuestro sector se sigue destacando como uno de los grandes generadores de empleo”, teniendo en cuenta que las actividades inmobiliarias han sido impulsadas por los programas de infraestructura que se encuentran actualmente en marcha.

Tan solo en este sector se ocuparon 1,85 millones de personas. Lo que demostró un incremento de 132.000 ocupados respecto a las cifras registradas durante el mismo periodo del año anterior, según lo dio a conocer el Ministerio de Vivienda.

“Si sumamos estos dos indicadores, encontramos que 3,2 millones de colombianos tienen trabajo gracias a las actividades relacionadas con este sector” señaló Pinilla.

El sector agropecuario tiene una mayor contribución al número total de ocupados con 0,8 puntos porcentuales, y se posiciona como la segunda rama de actividad que más genera empleo en el país, al reportar un crecimiento de 4,9% entre julio y septiembre.

Pero para los analistas este sector no demuestra los mejores indicadores en materia de trabajo formal. Según Jaramillo, “en el sector agropecuario hay niveles de informalidad cercanos a 90% en el mejor de los casos”, teniendo en cuenta que en la ruralidad hay mayores dificultades para hacer estudios y mediciones de las condiciones laborales de los trabajadores.

El alza del empleo agropecuario estaría relacionada con el incremento de jornaleros o peones durante el trimestre móvil. Esta posición ocupacional, propia de los empleos relacionados con el campo, registró un alza de 6,4%. Lo que quiere decir que, aunque aumentó el número de ocupados en este tipo de labores, también subió la informalidad laboral, dado que el trabajo por jornal no reconoce ningún tipo de contrato de vinculación o prestación social.

Adicionalmente, para el economista José Roberto Acosta, también es necesario revisar el crecimiento de 9,8% en los desocupados durante septiembre y el alza de la población inactiva de 1,4%. “Aunque hay buenas noticias en la reducción de los subempleados objetivos, preocupa que tanto los desocupados, como los inactivos aumentaron”, señaló el analista.

Según el Dane, durante septiembre se llegó a los 2,3 millones de desocupados debido a la incorporación de 204.000 personas a esta categoría. Cifra que supera por 93.000 personas a los nuevos ocupados.

A la cifra de inactivos se sumaron 188.000 más, mientras que los subempleados objetivos, categoría que según Acosta puede agrupar a personas que salieron del rebusque “porque se aburrieron o consiguieron un mejor empleo formal”, registró 107.000 personas menos.

Un comportamiento que se destaca como positivo, si se tiene en cuenta que la cifra de nuevos ocupados es similar al número de personas que dejaron de ser subempleados objetivos.

LOS CONTRASTES

  • David PinillaViceministro de Vivienda

    “Este indicador no solo es positivo para la economía del país, sino para las familias que pueden conseguir plazas de trabajo en el sector”.


  • Iván Daniel JaramilloInvestigador Observatorio Laboral U. Rosario

    “Los resultados negativos en generación de empleo en construcción y comercio están relacionados con el estancamiento económico”.

¿Cómo quedó la tasa de desempleo en las ciudades?

Cúcuta se ubica como la ciudad con mayor tasa de desempleo en el trimestre móvil, con 15,3%; le sigue Armenia, con 13,9%; y Quibdó y Riohacha con 13,5%. Bucaramanga es la capital con menos personas desocupadas al registrar una tasa de 8,3%, seguida por Sincelejo (8,4%) y Pereira (8,6%).

Bogotá sigue con el desempleo en dos dígitos, con 10,1%; algo que para el economista, José Roberto Acosta, es más preocupante, porque la cifra sigue la tendencia de la tasa en las 13 ciudades y áreas metropolitanas, que para septiembre fue de 10,5%

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad