29 de octubre de 2017 13:57 PM
Imprimir

Uruguay prevén un mercado lácteo estabilizado

El pronóstico abarca los próximos seis meses

Se prevé que el mercado internacional de productos lácteos se mantendrá estabilizado durante los próximos seis meses y que por lo tanto la leche en polvo entera habrá de registrar un valor en ese período de unos US$ 3.000 la tonelada, aseguró a El Observador la analista del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Mercedes Baraibar.

La economista explicó que por el lado de la oferta la producción está traccionada por los mejores precios que se fueron dando en las principales regiones exportadoras en los últimos meses, considerando que los precios internacionales venían operando en crecimiento. Esa evolución ocurrió principalmente en la Unión Europea (UE) y EEUU.

Sin embargo, la demanda presenta una buena performance por parte de China, lo que permite que el mercado esté bastante equilibrado en estos momentos, principalmente en el rubro de leche en polvo entera, que es el principal producto de exportación de Uruguay, sostuvo la analista. Esto quiere decir que en los próximos seis meses este producto habrá de mantenerse entorno a US$ 3.000 la tonelada.

A su vez en la leche en polvo descremada la UE tiene stocks importantes de 360 mil toneladas que no ha volcado al mercado. Considera que no encuentra un precio justo y que de comercializar ese stock termina perjudicando a sus propios productores. Por lo tanto, seguirá en el entorno de US$ 1.800 la tonelada.

El precio de la manteca

En el caso de la manteca se ha registrado desde hace un año una mejora importante, con algunas transacciones de Oceanía nunca vista que llegaron a US$ 8.000 la tonelada. Sin embargo, en los próximos meses se van a moderar en los US$ 6.000, estimó Baraibar. Ese comportamiento alcista se originó porque los consumidores europeos y de EEUU entienden que la manteca es un buen sustituto para las grasas vegetales.

En el caso de los quesos, EEUU y Europa, que son los principales productores y exportadores, están produciendo mayores volúmenes y eso producirá una baja en los precios. Esa disminución no será muy significativa, porque tanto la UE como EEUU están absorbiendo parte de esa producción de quesos, porque sus economías se han reactivado y hayan motivado en algunas de sus regiones un mayor consumo de quesos.

Terminó el ciclo de crisis

Para la analista de Inale, la crisis del mercado de lácteos se ha terminado técnicamente. Explicó que variables económicas tienen ciclos económicos que se pueden observar en una gráfica, especialmente cuando logran una ondulación muy pronunciada en un precio. Ese ciclo de auge ocurrió cuando se logró un precio de US$ 5.000 la tonelada en la leche en polvo entera.

Lo que sucedió después fue una caída de precio que persistió durante muchos meses hasta que se tocó fondo a mediados de 2016. Allí los precios comenzaron a mejorar y se puede decir que técnicamente terminó la crisis de bajos de precios que se prolongó por un período de tres años.

Lo que ocurre es que ha quedado una sensación como resultado de las secuelas que “nos ha dejado la crisis” y que están sintiendo los productores, que son las dificultades que enfrentan, principalmente por endeudamiento para poder sobrellevar la crisis.

De esta manera, no se trata de una crisis de precios, que están bastante estables, sino que son temas que deben resolverse haciendo los ajustes necesario en sus explotaciones según los efectos que hayan padecido durante la crisis, concluyó Baraibar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad