30 de octubre de 2017 12:02 PM
Imprimir

La carne ovina, entre las menos elegidas

Se come muy poco en el país; más de 50% del stock local corresponde a razas laneras

1,8 kilos  Consumo per cápita de carne ovina

En la Argentina se batió este año el récord histórico de consumo de proteína animal, con 118,4 kilos per cápita anual. Pero mientras que la carne de vaca, la de pollo y la de cerdo han mostrado signos de crecimiento, hay otra que sigue rezagada: se trata de la carne ovina, que apenas llega a los 1,8 kilos de consumo per cápita al año.

Este consumo argentino de carne de oveja no está muy lejos, sin embargo, del promedio mundial: 2 kilos per cápita al año. El mayor consumo se da en Oceanía (17 kilos per cápita), seguida por África ( 2,6 kilos); Europa ( 2,4 kilos); Asia (1,7 kilos), América del Sur (1 kilo), América Central (0,8 kilos) y América del Norte (0,7 kilos).

Existen en el mundo unos 1080 millones de cabezas ovinas. De ellas, 42% están ubicadas en Asia; 29%, en África; 12%, en Europa, y 9%, en Oceanía y América. En la cadena global, el comercio internacional de carne ovina se concentra en pocos países, y los que tienen alta importancia relativa en el stock no tienen una posición dominante en el comercio mundial. Esto se debe a que tanto en Asia y África como en Europa los rebaños de ovejas son pequeños y destinados al autoconsumo o al consumo interno de los países.

Tradicionalmente, la Argentina orientó la explotación del ganado ovino hacia la obtención de lana, fundamentalmente en la Patagonia, donde por el ambiente es difícil desarrollar otra actividad agropecuaria.

En función de esta tradición lanera, más del 50% del stock ovino argentino corresponde a razas productoras de lana (Merino) y doble propósito (Corriedale, Rommey Marsh, Lincoln) y Criolla. Sólo una raza es netamente productora de carne, la Hampshire Down, y en los últimos años se han comenzado a criar razas destinadas a la producción de leche (Frisona, Manchega y Pampinta).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad