30 de octubre de 2017 23:05 PM
Imprimir

Brasil: En Santa Catarina, empresa JBS cierra frigorífico

A dos meses de haber anunciado, la empresa JBS, el cierre del frigorífico en Santa Catarina, el plazo llegó y comienza el despido de 600 empleados.

Dos meses después de anunciar el fin de la unidad catarinense de Morro Grande, el municipio localizado a 242 kilómetros de Florianópolis (SC), JBS cerró, el 26 de octubre de 2017, con el último día de sacrificio de aves en el frigorífico. Cerca de 600 personas de la ciudad de 3.000 habitantes y de la región van a firmar el despido en los próximos días.

La producción de aves de la unidad será absorbida por las unidades vecinas de las ciudades de Forquilhinha y de Nova Veneza y por otras fábricas que la empresa JBS mantiene en Santa Catarina. En el establecimiento, sigue funcionando sólo la producción de raciones y otros ítems agropecuarios.

El director del sindicato de trabajadores, Celio Elias, afirmó vamos a sentarnos con representantes de la empresa para montar el calendario de despidos. La idea es atender a un máximo de 60 trabajadores por día.

De acuerdo a Celio Elias, un cuarto de los productores de pollos de la región que abastecían la unidad serán desligados. La unidad sacrificaba alrededor de 56.000 cabezas al día. Además, manifestó que, en el año 2016, antes que la crisis se profundizara, esa cifra llegaba a 110.000.

En cuanto a los fondos de rescisión, cada funcionario con más de un año de casa ganará R$1,25 mil de indemnización, garantizado tras el acuerdo entre el Ministerio Público del Trabajo, el sindicato y la empresa. Para quien tienen menos tiempo, ese valor será dividido de acuerdo con los meses trabajados. Cerca de cien personas se trasladarán a otras unidades -GAUCHAZH- Economia.

En un comunicado, JBS confirma que hay negociaciones para la venta de la unidad y que el asunto está en los planes de la empresa desde que decidió por el cierre de las actividades de sacrificio de la planta. Conforme con el texto “La compañía aclara que inició las negociaciones a finales de septiembre”.

El alcalde de Morro Grande, Valdionir Rocha, se reúne hace dos meses con representantes de la JBS y autoridades catarinenses para tratar de resolver la situación. , Dijo que el cierre va a perjudicar a toda la región. Sólo en la ciudad, el cierre de las actividades representa una caída de 60% en la recaudación.

Asimismo, agregó, hoy, el comercio sobrevive en torno a las personas que trabajan en JBS. El empleo directo de esa unidad significa seis empleos indirectos. Es decir, siete personas son afectadas con el cierre de esta unidad de la empresa.

El cierre de este frigorífico de JBS en Santa Catarina está dentro de las medidas anunciadas, tras una serie de acontecimientos que marcaron a esta empresa este año 2017.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad