1 de noviembre de 2017 10:34 AM
Imprimir

Los posibles efectos del brexit en la exportación de carne uruguaya

La Unión Europea y los británicos quieren fragmentar las importaciones
Contrario a las interpretaciones que auguraban nuevas oportunidades a raíz de la escisión británica de la Unión Europea (UE), los efectos de la separación del Reino Unido del bloque europeo (brexit) comienzan a cobrarse sus primeras víctimas extra regionales, dentro de las que está Uruguay.
Así quedó claro luego de la primera reunión exploratoria que las autoridades británicas y europeas hicieron por separado con un conjunto de países, que incluyen a Uruguay, la semana pasada en Ginebra para administrar su disociación.
La organización continental y los británicos pretenden sacar provecho de su divorcio a través de la fragmentación de la cuota preferencial que la UE tiene para algunos productos como carnes y azúcar, una movida que despierta resistencia en un conjunto importante de exportadores: Argentina, Brasil, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, entre otros.
El gobierno uruguayo también planteó sus reparos. El impacto cualitativo no es menor en tanto que, tal como las cosas están ahora, Uruguay dispone con libertad de su cuota Hilton para vender carne de alta calidad a la UE, que alcanza las 6.300 toneladas. Pero con la división que se plantea, el bloque continental pasaría a quedarse con un cupo menor y el Reino Unido absorbería parte de la cuota, lo cual constituye una desventaja respecto a la situación anterior.
La representación uruguaya en Ginebra le hizo saber a los europeos que la propuesta no condice con las normas consensuadas en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en la Ronda Uruguay de 1994. Específicamente se hizo referencia al artículo 28 que plantea que el proceso de modificación de las listas de compromisos debe surgir de una negociación y no se puede hacer de forma unilateral.
La diplomacia uruguaya insistió en que una decisión en ese sentido haría que la UE no cumpliera con los compromisos que asumió como entidad jurídica. Cuántos estados forman parte del bloque es un tema de resorte interno, argumenta el gobierno.
Cuando se logró la instalación de la cuota Hilton durante la Ronda Uruguay, la UE tenía apenas 12 miembros y ahora son más del doble (28). El cupo fue aumentando con los años por la incorporación de nuevos estados miembro (la última vez subió 76 toneladas cuando ingresó Croacia).
Pero aunque parezca intuitivo no puede aplicarse el razonamiento inverso, explicaron fuentes oficiales a El Observador. Las compensaciones se fueron dando porque al acceder un nuevo miembro, los países exportadores perdían las condiciones de acceso que tenía a ese estado si el bloque al cual accede tiene una posición de mayor protección en ese producto.
En el caso del brexit, el Reino Unido abandonará una unión aduanera –que supuestamente conduce a mayor liberalización, al menos entre sus miembros– y recobrará su “soberanía arancelaria”.
Ante la presión que imponen países como Estados Unidos es posible que las partes desistan de seguir adelante con la propuesta. Pero, por lo pronto, ya saben que los términos de ese divorcio no
generan ninguna simpatía en Uruguay.

Ruralistas del Mercosur a la UE

La Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur definió su posición con respecto a la oferta cárnica en el marco de la negociación con la Unión Europea y estableció que el volumen físico del contingente arancelario deberá ser de 390 mil toneladas al año, equivalente al 5% del mercado de carne bovina europeo. La Comisión Europea propuso una cuota de 70 mil toneladas anuales de carne bovina para el bloque.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad