2 de noviembre de 2017 10:41 AM
Imprimir

Sube la temperatura y es tiempo de prevenir la tripanosomiasis bovina

Se trata de una enfermedad infecciosa, de origen parasitario, que afecta a los bovinos. No es transmisible a las personas, aunque sí son susceptibles los caprinos, ovinos, búfalos y equinos

En esta época del año, con el aumento de las temperaturas, aumentan las poblaciones de insectos como tábanos y moscas, por eso, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) comunicó una serie de recomendaciones a fin de evitar que la enfermedad tripanosomiasis ataque al ganado bovino.

Hay que estar atentos ya que si los animales presentan cuadros de decaimiento y anemia pueden estar infectados por Tripanosoma vivax. La tripanosomiasis bovina es una enfermedad infecciosa provocada por un parásito que afecta a los bovinos. No es transmisible a las personas, aunque sí son susceptibles los caprinos, ovinos, búfalos y equinos.

Los animales afectados generalmente padecen signos compatibles con la tristeza bovina, baja productividad, pérdida de peso, abortos y, en algunos casos, puede ocasionar la muerte.

Entre animales, la tripanosomiasis se transmite por medio de insectos hematófagos (que se alimentan de sangre) como moscas y tábanos, que actúan como vectores mecánicos, por lo que su control resulta crítico para prevenir la enfermedad.

Durante el primer semestre del 2017, el Senasa fue notificado de casos clínicos compatibles con tripanosomiasis bovina en la provincia de Santa Fe. Es por ello que, durante el mes de mayo, se desarrolló una jornada interinstitucional en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral con el objetivo de programar estrategias consensuadas para un efectivo diagnóstico y control de la patología.

La aparición de esta enfermedad podría estar asociada a la concentración de animales y a fenómenos climáticos que favorecen el aumento de la población de vectores, como las altas temperaturas y las lluvias excesivas.

El Senasa recomienda a los productores bovinos:

  • Controlar la presencia de vectores hematófagos en animales en pie y en el ambiente.
  • Al ingresar nuevos animales al predio, asegúrese de que provengan de rodeos sanos, sin antecedentes sanitarios.
  • Ante la presencia de cuadros de decaimiento y anemia, consultar al veterinario para que lleve adelante el diagnóstico correspondiente.
  • En animales con signos clínicos compatibles o ante casos positivos a Tripanosoma vivax por técnicas laboratoriales reconocidas, hacer el tratamiento de los mismos únicamente con drogas autorizadas por el Senasa.
  • Notificar a la oficina del Senasa ante la sospecha o confirmación de algún caso.
  • Consultar a su veterinario ante cualquier inquietud
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad