2 de noviembre de 2017 11:02 AM
Imprimir

La Casa Rosada dio vía libre a Etchevehere para armar su equipo

El designado ministro podría mantener un tiempo algunos de los actuales secretarios, pero llevará personas de su confianza para puestos claves; los nombres

El designado ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere , comenzó a delinear su estrategia para tomar el control de esa cartera tras la salida de Ricardo Buryaile. Ayer, durante algo más de dos horas, Etchevehere, que asumirá formalmente el cargo el 21 del actual, en una ceremonia junto con el designado ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, estuvo en la Casa Rosada con Gustavo Lopetegui , uno de los vicejefes de Gabinete, y sus colaboradores.

Lopetegui es quien tiene el seguimiento de Agroindustria. Por él pasaron temas como la disputa con la multinacional Monsanto por sus controles privados en la soja para cobrar por una tecnología y también ve hoy lo que sucede con la crisis en SanCor.

Según pudo saber LA NACION, la Casa Rosada le dejó en claro a Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que tiene “toda la libertad para gestionar con el equipo que considere”. Cuando llegó a Agroindustria, Buryaile, de origen radical, en su momento se encontró con un gabinete llave en mano, con los cargos de secretarios ya diseñados desde la Fundación Pensar y en particular por Ricardo Negri, por ahora secretario de Agricultura de la Nación. Negri y Buryaile tuvieron por eso algunos chispazos, disputa que “se arregló”, según dicen en la cartera, cuando ambos “se dieron cuenta de que todos debían ir para el mismo lado”. Negri tiene hasta el momento una valoración positiva de Macri. Incluso cerca de Etchevehere lo destacan como “un buen técnico”. Pero será Etchevehere quien resuelva sobre éste y los otros secretarios actuales. Ayer, estaban esperando ver a quién le presentan la renuncia, esto es si a Buryaile o a Etchevehere.

Por lo pronto, en la Rosada, donde consideran a Etchevehere un “Pro puro”, también le habrían dado la opción de seguir “con gran parte” del equipo de base de Agroindustria. A nivel secretarios, allí están, además de Negri, Néstor Roulet (Agregado de Valor), otro Pro que había sido elegido diputado para el Parlasur; Marisa Bircher (Mercados Agroindustriales), de buena sintonía con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y Santiago Hardie (Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial), ex gerente de la Fundación Pensar.

Algunas fuentes no ven que en un primer momento Etchevehere vaya a introducir cambios drásticos en el elenco actual, al menos en los primeros dos meses hasta tomar el ritmo de la gestión de la cartera. Otras fuentes, en cambio, confían en que Etchevehere podría llevar personas de su confianza para controlar en lo inmediato puestos claves como la coordinación general, la jefatura de gabinete, administración, auditoría y contables. En tanto, se descuenta que buscará mejoras para las áreas de lechería y ganadería. También debe resolver sobre el INTA y el Senasa, donde se prevé una reestructuración de los organismos.

En las últimas horas circularon nombres de quienes podrían integrar el equipo de Etchevehere. Entre otros, se menciona a Raúl Roccatagliata, responsable del área internacional de la Rural, hombre en quien se apoyaba Etchevehere cada vez que viajaba por el mundo por algún tema de negociación agrícola.

Varias fuentes lo consideran para Mercados. Otro que suena para sumarse a Agroindustria es Nicolás Pino, vicepresidente segundo de la Rural. Y también circula el nombre de Martín Goldstein, director de la Rural que también forma el círculo confianza. En enero pasado, cuando la Rural le presentó un trabajo de competitividad al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, Pino y Goldstein acompañaron a Etchevehere. En medio de los rumores, una fuente dijo: “Ninguno de los tres tuvo un ofrecimiento todavía”. En la Rural, en tanto, el lugar de Etchevehere ya lo tomó quieren era su vicepresidente, Daniel Pelegrina

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad