2 de noviembre de 2017 22:15 PM
Imprimir

Sin dictado de Resolución todavía, se prorroga hasta diciembre régimen para el agro

La AFIP prorrogará hasta el 31 de diciembre próximo obligación para los productos agropecuarios de inscribirse en el Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas (TIRE) que vencía ayer.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogará hasta el 31 de diciembre próximo obligación para los productos agropecuarios de inscribirse en el Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas (TIRE) que vencía ayer.

La Subdirección General de Servicios al Contribuyente así lo hizo saber a diversas cámaras empresarias y entidades gremiales de contadores, y agregó que la decisión se tomó “atendiendo las inquietudes manifestadas por la profesión” contable.

También fue publicado por la AFIP a través de Linkedin y otros canales, aunque todavía no emitió una resolución.

El organismo recaudador advirtió al respecto que “con posterioridad a dicho plazo se comenzarán las tareas de control de cumplimiento correspondientes”.

El Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas  es un registro de propietarios y usufructuarios de tierras rurales explotadas que, a través de una aplicación de Internet, releva las operaciones de explotación por cuenta propia o de terceros, explicó el contador Richard Amaro Gómez.

Deben inscribirse en el Registro las personas humanas, jurídicas y demás sujetos propietarios o terceros usufructuarios de tierras rurales explotadas situadas en el país, que desarrollen cultivo de granos y semillas -cereales y oleaginosos- y legumbres secas -porotos, arvejas y lentejas- o subcontraten dichas tierras.

La Subdirección General de Servicios al Contribuyente también comunicó a los mismos entes que “las variables analizadas para la asignación de facturas tipo “M” se procesan de  manera integral y concurrente, y no en forma aislada.

“El comportamiento de un solo indicador (por ejemplo, el incumplimiento de presentación de declaraciones juradas, preocupación reiterada de la profesión contable) no determina la asignación de facturas M. Por el contrario, es la combinación de varios factores que revelan y confirman inconsistencias de gravedad lo que provoca dicho resultado”.

“La intención de dicho régimen es combatir los inconvenientes que ocasionan la utilización de facturas apócrifas, no solo para el erario público sino para la eventual responsabilidad emergente del desempeño profesional, ante la existencia de este tipo de documentos en la contabilidad. En función de ello, descontamos la colaboración de la profesión contable en el combate de esta clase de fraude”, concluyó el ente recaudador.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista

Publicidad