3 de noviembre de 2017 10:43 AM
Imprimir

¿Cuáles son los efectos del Brexit en la exportación de carne uruguaya?

Contrario a las interpretaciones que auguraban nuevas oportunidades con motivo del rompimiento británico de la Unión Europea (UE), los efectos de la separación del Reino Unido (Brexit) empiezan a cobrarse sus primeras víctimas extra regionales, dentro de las que se encuentra Uruguay y su política de exportación de carne. Lo anterior quedó claro luego de […]

Contrario a las interpretaciones que auguraban nuevas oportunidades con motivo del rompimiento británico de la Unión Europea (UE), los efectos de la separación del Reino Unido (Brexit) empiezan a cobrarse sus primeras víctimas extra regionales, dentro de las que se encuentra Uruguay y su política de exportación de carne.

Lo anterior quedó claro luego de la primera reunión experimental que las autoridades británicas y europeas efectuaron por separado con un conjunto de naciones, que incluyen a Uruguay, la semana pasada en Ginebra para administrar su disociación.

Según reseñó el portal El Observador, la organización continental y los británicos procuran sacar provecho de su separación a través de la fragmentación de la cuota preferencial que la Unión Europea tiene para ciertos productos como carnes y azúcar, una movida que aviva resistencia en un conglomerado importante de exportadores: Argentina, Estados Unidos, Brasil, Australia y Nueva Zelanda, entre otros.

La administración uruguaya planteó sus reparos. El impacto cualitativo no resulta menor en tanto que, tal como las cosas se encuentran ahora, Uruguay dispone con libertad de su cuota Hilton para comercializar carne de alta calidad a la Unión Europea, que consigue las seis mil toneladas.

Pero con la división que se esboza, el bloque continental pasaría a quedarse con un cupo menor y el Reino Unido absorbería gran parte de la cuota, lo cual simboliza una desventaja respecto al escenario anterior.

carne

Reunión en Ginebra

La delegación uruguaya en Ginebra les hizo saber a los europeos que la proposición no concuerda con las reglas consensuadas en el Convenio General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en la Ronda Uruguay del año 1994.

Específicamente se hizo alusión al apartado 28 que esboza que el proceso de modificación de las listas de responsabilidades debe surgir de una negociación y no se puede hacer de manera unilateral.

La diplomacia charrúa insistió en que una disposición en ese sentido haría que la Unión Europea  no cumpliera con los adeudos que asumió como entidad jurídica. Cuántos estados forman parte del bloque es un tema de resorte interno, manifestó el gobierno.

Cuando se consiguió la disposición de la cuota Hilton durante la Ronda Uruguay, la Unión Europea tenía apenas doce integrantes y ahora son más del doble (28).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad