3 de noviembre de 2017 00:50 AM
Imprimir

9 síntomas para identificar la neumonía en bovinos

La Neumonía es una infección del pulmón. Se caracteriza por la multiplicación de microorganismos en el interior de las cavidades, lo que induce una inflamación con daño pulmonar. La reacción inflamatoria causa una función de los alvéolos que puede observarse en una radiografía de tórax.
Así lo explica Maileth Márquez Sandia, quien señala que es necesario conocer primero el Síndrome Respiratorio Bovino, o mejor conocido como SRB, o en circunstancias, también llamada como Enfermedad Respiratoria Bovina (ERB).
Esta condición es una variedad genética que escoge un conjunto de enfermedades especialmente respiratorias del ganado bovino que sin duda hace que se generen enormes pérdidas económicas. Algunas de las enfermedades que constituye este síndrome son la neumonía, traquetis, rinitis y bronquitis.
El Síndrome de la Neumonía
Este síndrome es definido como aquel complejo respiratorio, ya que se ve favorecido por varios componentes que anteceden y socorren a la infección como el estrés a causa del destete, exportación, cambio de alimentación y cambios de temperatura y humedad. En contestación a estos elementos, el animal tiende a disminuir sus reservas de energía y por ende, se debilita.
Suele estar originado por numerosos agentes patógenos, tanto virológicos (parainfluenza 3, virus sincitialrespiratorio bovino, adenovirus, BHV1, BVDV), como bacterianos (Mannheimia haemolytica, Pasteurella multocida, Mycoplasma bovis, Histophilus somni,), e inclusive parasitarios (vermes pulmonares) o fúngicos (Aspergillus), que pueden interactuar entre ellos o con una obstrucción inflamatoria o alérgica para liberar la sintomatología completa del síndrome.
Las bacterias producen un síndrome grave cuando contagian a animales en los que las vías respiratorias ya están debilitadas a causa de una infección vírica antecedente.
9 Síntomas del síndrome
El síndrome se muestra de maneras muy numerosas en el ganado bovino, de acuerdo a la edad del animal, del agente o los agentes implicados, de la fase de la enfermedad, entre otros elementos.
Algunos de los síntomas generales pueden ser:
 
1. Falta de apetito.
2. Fiebre.
3. Abatimiento.
4. Letargo.
5. Tos leve.
6. Respiración rápida y superficial.
7. Al inicio de la enfermedad, suele originarse dolor en los pulmones y las vías respiratorias, por lo que el animal deseará despejar las vías mediante una tos leve. Cuando la tos es sonora y marcada, casi como un aullido, hay evidencia de que el caso es más crónico, más evolucionado, y por lo tanto, más difícil de tratar, pero no olvide siempre consultar con su médico veterinario.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad