3 de noviembre de 2017 17:32 PM
Imprimir

Superficie frutícola plantada creció 50% en 20 años y superó las 300 mil hectáreas

Chile : Plantaciones de vid de mesa, manzanos, duraznos y perales han experimentado una caída frente a nogales, paltos, cerezos u olivos. También hay fuertes incrementos en avellanos europeos y arándanos

La fruticultura es una de las áreas más destacadas del sector agrícola. Según datos de la Asociación de Exportadores de Frutas (Asoex), los envíos de fruta al extranjero totalizaron 2.597.756 toneladas en la temporada 2016-2017, lo que reveló un crecimiento de 4,3% en volumen en comparación con el ejercicio anterior.

Independientemente de la relevancia que han tenido los envíos de fruta para el país y la apertura de nuevos mercados, la superficie frutícola en Chile ha tenido notorios cambios en los últimos 20 años. Uno de los más evidentes es el alza de las plantaciones de fruta, que han aumentado desde las 210.917 hectáreas en 1997 a las 315.735 hectáreas en 2017, es decir, un alza de 50%, de acuerdo a datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

Según la directora de ese organismo perteneciente al Ministerio de Agricultura, Claudia Carbonell, en los últimos años se ha registrado una fuerte expansión principalmente hacia el sur del país, con fuertes incrementos en las regiones del Maule, Biobío, Metropolitana y La Araucanía.

En tanto, el presidente de Asoex, Ronald Bown, sostuvo que “el crecimiento en las plantaciones frutícolas confirma un ajuste sistemático hacia especies que tienen una mejor perspectiva comercial en cuanto a sus posibilidades reales de mayores retornos al productor”.

Agregó que el cambio climático está generando que las plantaciones frutícolas se vayan moviendo hacia otras zonas productivas que respondan a mejores condiciones climáticas y con mayor disponibilidad de agua.

Junto al incremento de la superficie frutícola plantada, también es posible observar una nueva configuración del mapa de las plantaciones (ver infografía). Por ejemplo, la vid de mesa representaba el 20,8% de la superficie en 1997, mientras que hoy es el 15,3%. Situación similar ocurre con los manzanos. Hace 20 años comprendían el 18,9% de la superficie frutícola nacional, mientras que este año sus plantaciones llegan al 11,4%.

Sin embargo, otros frutales presentan una situación completamente opuesta. Es el caso de los nogales, que hace 20 años solo llegaban al 3,6% de la superficie plantada, mientras que en 2017 alcanzan el 11,2%. También han tenido un explosivo aumento los cultivos de cerezos, que pasaron de constituir el 2,3% del total de la superficie de frutales en 1997 a tener un 8% en 2017.

Motivación comercial

El presidente de Asoex agregó que, por ejemplo, hay un incremento en las plantaciones de cerezas, debido a los buenos retornos que esta especie está generando, especialmente en los mercados asiáticos. Por ejemplo, Carbonell destacó que entre los últimos hitos de este gobierno está la apertura del mercado chino para los nectarines, nueces con y sin cáscara y ciruelas deshidratadas, y la materialización de la apertura del mercado coreano para las cerezas frescas.

El titular de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), Luis Schmidt, destacó también el aumento en cultivos de nogales, situación que atribuyó a la facilidad de mecanización de esa especie y a una fuerte demanda proveniente de países como Turquía, India y China, lo que lo hace muy rentable.

El dirigente gremial también destacó el explosivo aumento del avellano europeo. Según Schmidt, en 1997 había apenas 1,4 hectáreas, mientras que hoy existen 3.300 hectáreas. “Hay un potencial enorme de crecimiento, ya que Agrichile habla de que en los próximos cinco años quieren alcanzar las 30 mil hectáreas plantadas”, dijo Schmidt. También catalogó como “emblemático” el caso de los arándanos, cuyas plantaciones en 1997 eran de cerca de 1.200 hectáreas y hoy ya hay 15.700 hectáreas.

La Araucanía
Esa región aumentó en 44,3% su superficie frutícola plantada entre 2012 y 2016, superando las 10 mil ha.
 Evolución dispar en cultivos de granos

A diferencia de lo que ocurre en el caso de la superficie frutícola, que ha crecido en torno a un 50% en 20 años, los cultivos de granos han caído desde las 835.364 hectáreas en la temporada 1996-1997 hasta las 684.552 hectáreas en la temporada 2016-2017. Esto representa una disminución de 18% de la superficie plantada para granos.

Por ejemplo, en el caso del trigo, el principal producto en este ámbito, sus plantaciones han bajado desde las 398.643 hectáreas a las 225.042 hectáreas en un período de 20 años, lo que revela una caída de 43,5%.

Distinto es el caso de la avena, que ha experimentado un aumento de 31% en su superficie plantada durante los últimos 20 años, llegando hoy a las 136.818 hectáreas. Situación similar ocurre con el maíz, que en el mismo plazo sus cultivos han aumentado en un 9,4%, alcanzando las 94.668 hectáreas. El escenario también es favorable para el raps, cuya superficie plantada ha crecido más de cuatro veces desde la temporada 1996-1997, llegando actualmente a las 46.249 hectáreas plantadas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Mercurio

Publicidad