4 de noviembre de 2017 11:59 AM
Imprimir

Polo agroexportador sale a apoyar la baja en el precio del bioetanol

El presidente de la Bolsa de Comersio rosarina dijo que es "positiva" la baja en el precio del biocombustible, a contramano de los productores norteños.

La baja en el precio del bioetanol fue duramente criticada por los productores de este tipo de biocombustible que se agrupan en la región norte del país. Sin embargo, desde Rosario, otro polo productor, sostienen que el hecho es “positivo“.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán, se refirió a la baja del precio de bioetanol dispuesta por el Gobierno Nacional. “Lo observamos de manera positiva, y más aún, teniendo en cuenta que la baja también se trasladó al precio de las naftas que paga el consumidor”, aseguró.

Padoán asumió en la Bolsa de Comercio en noviembre de 2015 y antes de eso se desempeñó durante 45 años en el Grupo Vicentín, una de las principales aceiteras de Santa Fe, que también produce bioetanol en base a maíz.

“Tal como señaló el presidente Mauricio Macri, es necesario que todos los sectores hagan un sacrificio para que Argentina retorne al sendero de crecimiento equilibrado y sostenible. La baja de precios de bioetanol debe entenderse en ese marco”, señaló.

Respecto al corte obligatorio, el presidente de la Bolsa subrayó: “Sabemos que el sector tiene inversiones en cartera que las realizaría aún con estos precios; siempre y cuando se aumenta el porcentaje en las mezclas en las naftas. Esta sería otra medida a considerar para compensar la baja en el precio”, expresó el presidente de la BCR.

“No nos quedan dudas que la industria de biocombustibles profundizará su rol estratégico en la agroindustria argentina, que encuentra en la fabricación de energía limpia no sólo un modo de agregar valor dentro de las fronteras del país (y con ello, generar más inversión y más trabajo) sino también de contribuir a la sustentabilidad del crecimiento económico y contrarrestar el cambio climático. En ello, las políticas que apuntan a la cantidad de bioetanol utilizado (como ser el corte obligatorio) tiene más peso que las variaciones esporádicas de precios”, concluyó.

 

Presión en el norte
Por otra parte, la reducción en el precio del bioetanol generó reclamos en Salta, Tucumán y Jujuy, donde los productores avizoran una caída de los ingresos económicos al sector privado y público.

Se trata de las principales provincias productoras del biocombustible a base de caña de azúcar y maíz.

Entre empresarios y funcionarios provinciales ya calculan pérdidas millonarias y evalúan por estas horas realizar una presentación judicial para poder frenar la nueva regulación de precios en el mercado de los biocombustibles

La Cámara Argentina de Alcoholes afirmó en un comunicado, firmado por el vicvepresidente Jorge Rocchia Ferro, que la baja de los valores del bioetanol fue una decisión “unilateral”.

“Esta medida es un golpe brutal al sector productor de biocombustible con origen caña de azúcar, que genera 50.000 empleos directos y 200.000 indirectos en el noroeste argentino, lo que lo hace el sector privado más importante de Tucumán, Salta, Jujuy, en un producción regional con alto valor agregado y tecnología de última generación”, manifestó la entidad.

Y estimó una pérdida de entre $1.500 millones y $2.000 millones para las provincias.

La Cámara también señaló que la disposición de Energía, publicado en el Boletín Oficial nacional, “atenta contra el principio de seguridad jurídica, dado que las empresas ‘bioetanoleras’ y azucareras realizaron inversiones sobre la base de un escenario previsto en la ley hasta 2021″.

En cuestión de horas, ese escenario cambió por una decisión inconsulta del Ministerio de Energía”, añadió.

Durante el primer semestre de este año, los industriales azucareros habían solicitado al presidente Macri avanzar con el segundo incremento del corte de bioetanol en las naftas durante la gestión de gobierno -de un 12% a un 15%-, cosa que no ocurrió hasta el momento.

Además, a esa idea se sumaba la inserción en el mercado automotor argentino de autos con motores flex (naftas y bioetanol), dentro del programa de protección del medio ambiente.

“El ajuste de la economía de nuestro país no debe hacerse con un recorte brutal de los ingresos para la economía regional más importante del noroeste argentino, región que siempre fue postergada en la mesa de las decisiones, y con esta medida lo sigue siendo. No queremos que se repita la tremenda situación del año 1966, cuando cientos de miles de trabajadores de la actividad azucarera dejaron sus provincias para engrosar el cinturón pobre de la ciudad de Buenos Aires”, apuntó la entidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: iProfesional

Publicidad