10 de noviembre de 2017 12:35 PM
Imprimir

Presentaron guía de prácticas ambientales sanitarias de establecimientos de engorde

Uruguay : En la Estación Experimental INIA Las Brujas, se presentó la “Guía de buenas prácticas ambientales y sanitarias de establecimientos de engorde de bovinos a corral”, con la presencia de los representantes de las instituciones que realizaron la guía. Además de productores y personas vinculadas con el engorde de bovinos a corral, participaron representantes […]

Uruguay : En la Estación Experimental INIA Las Brujas, se presentó la “Guía de buenas prácticas ambientales y sanitarias de establecimientos de engorde de bovinos a corral”, con la presencia de los representantes de las instituciones que realizaron la guía.
Además de productores y personas vinculadas con el engorde de bovinos a corral, participaron representantes del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) y de la Asociación Uruguaya de productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin).
El doctor Álvaro Ferrés, de Aupcin, señaló que la virtud de la guía es poner en conjunto los objetivos públicos y privados, y haber vinculado a cuatro instituciones trabajando seriamente para elaborar un documento aplicable. El ingeniero agrónomo Francisco Albisu, también de Aupcin, indicó que “tenemos una guía que en su proceso parió decretos”, aunque destacó que este documento “no es un protocolo, ni un decreto ni una norma; es una guía para que todos los que estamos en el sistema podamos seguir”.
Agregó que “el aporte de los productores hizo que se elaborara un proyecto que se pueda cumplir, pero contiene el valioso aporte técnico de varios consultores y la gente de INIA”. Consultado sobre las ventajas que tiene la guía, Albisu dijo que aplicándola “se protege el medioambiente y se obtienen sistemas sustentables. Siguiendo estos pasos, el productor va a realizar las cosas muy bien. Aquellos que no la sigan corren el riesgo de ser sancionados, pero por otras normativas existentes. La guía permite una manera de instalarse y funcionar correctamente dentro de las posibilidades de Uruguay”.
El gran punto en contra de este trabajo fue el tiempo que llevó su elaboración, que en un principio se quiso hacer en seis meses, pero llevó cinco años. Albisu mostró su pena por este hecho, más que nada por sistemas que fueron mal instalados, debido al costo que tiene subsanar los errores. Asimismo, destacó la fortaleza que le da al documento que se haya discutido y concordado desde todas las ópticas las prácticas a seguir.
PÚBLICOS Y PRIVADOS
El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, consideró que esta publicación le da “a la ciudadanía la tranquilidad de que públicos y privados definan un documento; es un buen ejercicio de funcionamiento democrático y republicano en el más profundo sentido”.
El secretario de Estado hizo alusión al avance en investigación que existe en el país. “En materia de conocimiento, Uruguay tiene mucho más de lo que la mayoría de la gente conoce. Darle tranquilidad a nuestros ciudadanos, comunicándoles qué se hace, qué se debe y no se debe hacer es un debe que tenemos todos. Hay que generar conciencia agropecuaria” indicó.
Haciendo alusión a la relación de la Cuota 481 con los corrales, Aguerre dijo que la cuota “no inventó los corrales. El primer corral que visité en Uruguay fue en el 94, en la localidad de Young, y quiero recordar en esta instancia a “Toto” Gramont, un pionero en todo sentido”.
El ministro comentó luego una anécdota en la que destacó el papel que jugó la trazabilidad para la habilitación de la Cuota 481. “El comisario agrícola (de la Unión Europea) de ese momento me manifestó que no tenía certeza de que nosotros colocáramos la caravana el día 1 o el día 90, a lo que le contesté que me diera el beneficio de la duda. Le dije, ‘haga de cuenta que se la pongo a los tres meses y a mí no me aplique 30 meses, aplíqueme 27’. Por esa razón, Uruguay es el único país que entró con 27 meses y después se ajustó”, narró Aguerre.
El ministro destacó el impacto que tuvo el plan de uso de suelos en los sistemas de engorde a corral, diciendo que “una mano lava la otra y las dos lavan la cara, desde el punto de vista económico y también ambiental. Si no tuviéramos 200.000 animales comiéndose un promedio de 10-12 kilos de grano durante 100 días, habría muchos cultivos forrajeros que no tendrían viabilidad en este país y serían mucho menos las hectáreas que hoy pueden exportar soja, porque tienen un cultivo forrajero que forma parte de la rotación”.
Aguerre dijo que la guía es la demostración de que “vamos a tener que dar más garantías a nuestros conciudadanos en cada nueva cosa que hagamos. Porque en definitiva todos tienen claro que la actividad agropecuaria es importante para la economía, pero todos tienen –y me alegro de que así sea–, una clara preocupación ambiental.
Si los sistemas de engorde a corral tienen la importancia económica y social que tienen, me parece que darle a la ciudadanía la tranquilidad de que públicos y privados definen una guía –que después termina en una norma– es un buen ejercicio de funcionamiento democrático y republicano, en el más profundo sentido”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Telegrafo

Publicidad