13 de noviembre de 2017 15:03 PM
Imprimir

Nace una estrella: La langosta ya tiene su propio programa nacional

El sector agropecuario argentino tiene una nueva estrella en el firmamento. Luego de una exitosa gira por varias provincias del norte y el centro del país, con una presentación en la cotizada plaza de Carlos Paz incluida, la langosta se ha convertido en una presencia indiscutible, que además promete permanecer entre nosotros durante varios años. […]

El sector agropecuario argentino tiene una nueva estrella en el firmamento. Luego de una exitosa gira por varias provincias del norte y el centro del país, con una presentación en la cotizada plaza de Carlos Paz incluida, la langosta se ha convertido en una presencia indiscutible, que además promete permanecer entre nosotros durante varios años.

Su enorme despliegue y la capacidad de conmover a los productores le ha valido un nuevo logro: el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria le asignó a partir de ahora un programa propio. ¡Albricias! Felicitaciones a la langosta.

 
En efecto, a través de la Resolución 758-E/2017 publicada en el Boletín Oficial de este viernes, el Senasa decidió crear el “Programa Nacional de Langostas y Tucuras” en el ámbito de la Dirección Nacional de Protección Vegetal. Las tucuras, se sabe, son artistas menores pero necesarias. Como “las Paquitas” de Xuxa.

Como corresponde  a nuestra estrella, el programa tendrá “alcance nacional” y sus objetivos declamados serán muy ambiciosos: A saber:

Disminuir el daño producido por las plagas pertenecientes a las especies perjudiciales de langostas y tucuras.
Mantener los niveles poblacionales de manera tal que los daños producidos no sean ambiental y económicamente significativos.

 
Cuando se superen los niveles poblacionales que puedan causar daños significativos, establecer los lineamientos generales para contener y suprimir la plaga, en el marco de una estrategia de Manejo Integrado de la Plaga.

 
La Resolución de marras luego define la estructura que tendrá el programa de nuestra querida langosta, con cinco componentes o “bloques” bien definidos: monitoreo y control; análisis de la dinámica poblacional; capacitación y comunicación; investigación, validación y transferencia de tecnología; y planificación. Lo que se dice, un programa en serio.

¿Y cómo se financiará? Aquí quizás esté el secreto de la Resolución emitida por el Senasa, que hasta ahora ejecutaba las acciones contra la plaga desde un Programa Nacional de Acridios, en el que nuestra estrella la langosta padecía problemas de cartel y perdía protagonismo.

 
El artículo 6° de la resolución dice: “Convenios. Se invita a los organismos públicos nacionales, provinciales, municipales y Entes Sanitarios, a suscribir convenios a fin de ejecutar las acciones sanitarias comunes y específicas para la implementación del Programa Nacional de Tucuras y Langostas”.

 

Esto es, que se invita a los productores organizados en entidades o fundaciones a firmar acuerdos con el Senasa, que de algún modo habilitan la tercerización de la lucha contra la langosta, como ya sucedió con la fiebre aftosa, el control del picudo algodonero, o en otras situaciones.

El artículo 7° también da pasos para tener un mayor ráting, con la participación de un público más amplio. Determina la creación, dentro de este programa, de un Comité Interinstitucional, habilitado también a otros organismos nacionales, a las provincias afectadas y nuevamente a los entes sanitarios del sector privado. “La función del citado Comité será la evaluación y seguimiento de las estrategias y los lineamientos establecidos por la Dirección Nacional de Protección Vegetal, de acuerdo a la especie de langosta y tucura que se establezca”.

Buenas noches, vermouth con papas fritas y good show

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Bichos de Campo

Publicidad