14 de noviembre de 2017 04:36 AM
Imprimir

El algodón argentino busca ganar competitividad

El INTI inauguró un moderno laboratorio en Santiago del Estero para mejorar la calidad de la fibra del algodón y así fortalecer una de las economías regionales del NOA

Con el propósito de que la producción algodonera santiagueña se posicione en el contexto internacional, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) abrió un innovador laboratorio que permitirá medir la fibra del algodón de manera objetiva, alineada a estándares de la industria textil mundial.

La cadena de valor textil es una de las pocas que se encuentra ampliamente desarrollada en la provincia de Santiago del Estero, teniendo como punto de partida el cultivo del algodón, pasando por eslabones industriales como el desmote, hilado, tejido, teñido y confección, para terminar en la comercialización en el mercado interno y externo. El algodón como cultivo industrial es tradicional en Santiago del Estero, tanto en área de riego como en secano.

A partir de la instalación del laboratorio de medición de fibras de algodón a través de HVI se busca agregar valor a la cadena algodonera, considerando que según un relevamiento realizado por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO) sobre la situación de las economías regionales, el algodón sería uno de los sectores que muestra “luz roja”, es decir, con cambio de tendencia, signos de crisis o en crisis.

En este sentido, cabe señalar que la cosecha 2016/17 dejó 632.000 toneladas de algodón y fue menor a la campaña 2015/16, en la cual se produjeron 670.000 toneladas. Por estas semanas está comenzando la siembra para la campaña 2017/18, desde el Ministerio de Agroindustria anticiparon a este medio que proyectan que el total de la producción será de 729.363 toneladas.

Un cultivo que viste

Para la comercialización del algodón es vital contar con parámetros de calidad objetivos que impulsen la transparencia en el mercado de este insumo industrial. Para el análisis de la calidad tecnológica de fibras se toman como estándar aceptados mundialmente por la industria cinco parámetros principales que determinan la calidad. Todos estos parámetros revisten el carácter de ser objetivos y determinados por análisis por instrumento de alto volumen (HVI).

En Santiago del Estero trabajan para mejorar la calidad de la fibra del algodón

En Santiago del Estero trabajan para mejorar la calidad de la fibra del algodón

Desde el organismo sostienen que el laboratorio HVI impactará positivamente en las condiciones de comercialización y transparencia de los mercados; en los procesos primarios de la industrialización del algodón y así, resultará más factible ingresar a mercados con mayores exigencias de calidad.

De acuerdo a datos del Indec, el complejo algodonero textil en el 2016 exportó por US$ 102.000.000, 31% a ASEAN (Sudeste Asiático), 24% a Mercosur, 7% a Chile, entre otros destinos.

En este marco, Ramiro Casóliba, director del Centro INTI Santiago del Estero, explicó: “El funcionamiento del laboratorio se suma a los permanentes desarrollos tecnológicos vinculados a las etapas de producción primaria y a la hilandería en pos del incremento de la productividad, en donde el uso de la información brindada por equipos para la medición de la calidad de fibra es clave para todos los actores de esta cadena de transformación agro-industrial”.

El laboratorio será el nexo para aprovechar al máximo la potencialidad del producto primario de acuerdo a los requisitos de los eslabones siguientes de transformación en los sistemas de hilatura y características del hilado al que estén destinadas. El laboratorio HVI costó $4.700.000 más gastos de adecuación del laboratorio, por lo cual la inversión de INTI alcanzó $5.300.000.

“Contar con información apropiada, segura, confiable, independiente y externa, sin duda alguna llevará al sector agroindustrial algodonero a una situación de mayor liderazgo y fortaleza en su proceso de toma de decisiones y prospectiva tecnológica en escenarios futuros”, sostuvo Mariano Ortega, gerente de Asistencia Regional del INTI.

De acuerdo a lo informado por INTI, el laboratorio es parte de una red de laboratorios que se está constituyendo para fortalecer toda la cadena de producción algodonera en las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Formosa y norte de Santa Fe. En esta última provincia ya está funcionando otro laboratorio de similares características adquirido por APPA (Asociación para la Promoción y la Producción Algodonera) en Reconquista.

Por tal motivo, desde el organismo consideraron de suma importancia la instalación de un laboratorio de medición de fibras de algodón a través de HVI en virtud del contexto internacional y dando respuesta a la necesidad planteada por los productores y desmotadores del sector textil nacional.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Infobae

Publicidad