17 de noviembre de 2017 11:51 AM
Imprimir

“El tambero es gente para clonar” SIMPOSIO EN REPRODUCCIÓN Y NUTRICIÓN BOVINA

La definición corresponde a Flavio Mastellone, director de abastecimiento de Mastellones Hnos., que fue uno de los disertantes en el encuentro organizado por la láctea para instruir sobre reproducción y nutrición. Un evento de carácter internacional, desarrollado en la sede de la Universidad Católica Argentina en esta capital, que contó con la presencia de más de 300 personas entre productores y profesionales.

Mastellone Hnos., empresa caracterizada por su marca principal La Sereníssima, lleva adelante la tercera edición del Simposio de “Reproducción y Nutrición de Bovinos de Leche”, en el marco del programa Más Leche. El mismo se desarrolla entre jueves y viernes en la sede central de la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires, con la presencia de productores, profesionales y funcionarios nacionales y provinciales.
En la jornada de ayer se profundizaron temas variados, desde sistemas electrónicos de detección de celo hasta la calidad nutricional de la leche producida. Desfilaron por el escenario del auditorio especialistas de primer nivel como el Dr. Raumond Nebel, ex coordinador de Extensión Láctea de la Universidad de Virginia, EE.UU.; la Dra. Hila Kroll, jefa de investigación en reproducción en Engineers Ltd., Israel, el Méd. Vet. Guillermo Mattioli, profesor de la Universidad Nacional de La Plata y el reconocido Dr. Abel Albino, especialista en desnutrición, creador y presidente de la Fundación CONIN.
Además directivos de la empresa recalcaron la intención y voluntad de la firma de apuntalar la productividad como elemento esencial para mejorar la competitividad de toda la cadena. En este sentido el Lic. Osvaldo Uhrich, director general de Mastellone Hnos., recordó la asociación entablada con Arcor, cuyo ingreso económico se destinó a inversiones, en los tres complejos.

“El crecimiento nos va  a llevar a exportar”

Durante uno de los breaks de la primera jornada del Simposio dialogamos en exclusiva con Flavio Mastellone, Director de Abastecimiento de la empresa, para analizar la situación de la lechería y el presente de La Sereníssima.
Mastellone comenzó hablando sobre las intenciones de la firma: “Queremos de alguna manera transmitirle cosas al productor, dentro del programa Más Leche. Es un programa que retoma las herramientas básicas para que la lechería se ordene y crezca de una manera sustentable. El Simposio este año corresponde a reproducción y nutrición de bovinos de leche. La particularidad es que hay mucha tecnología que hoy se puede estar aplicando que mejoran todo el trabajo, los resultados. Es fundamental todo lo que podemos hacer con la tecnología para mejorar la productividad”.
-¿Cómo evalúan la gestión de los tambos en general en términos reproductivos?
-Creemos que necesitamos mejorar el tambo, ese gran engranaje. La reproducción juega un papel muy importante. Hablábamos del semen sexado, que en su momento fue difundir una técnica. Yo recuerdo que cuando iniciamos con la decisión de difundir el semen sexado, en 2014, había un cuestionamiento si era un costo, si era una inversión, si realmente era para el país. Básicamente la lechería es un negocio de hembras, cuanto más vacas tenés en el tambo tenés más probabilidades de sacar más leche y más probabilidades de vender alguna vaquillona. Nos dimos cuenta que estaba muy lindo pero se nos morían al nacer las vacas. Cuando comparábamos los índices con otras latitudes nos encontrábamos que en Argentina se morían más vacas al nacer, que teníamos dificultades para criar a los terneros en los primeros días de vida y así sucesivamente. Así iniciamos todo este programa.
-¿Qué análisis hacen del momento de la producción?
-Atravesamos distintos momentos, complicados por una cuestión económica, lo climático que afectó a los esquemas de trabajo. Hay un esfuerzo muy grande atrás, aquí hay muchos productores que han sufrido las inundaciones, a ustedes en su zona les pasó, lo conocen muy bien. Hoy están aquí, realmente es digno de valorar porque les tapó el agua el campo, han mantenido un nivel aceptable en los nacimientos, con buenos resultados. Son maestros, es gente para clonar, es marca registrada. Ser tambero es una decisión y es en todos lados.
-¿Qué lectura hacer del cierre de tambos registrado en los últimos años?
-La decisión de retirarse de un productor es más por falta de infraestructura que por decisión de él. Sabe que cuando viene mal hay que agachar la cabeza y hay que trabajar. Pero el tema de infraestructura va más allá, no podés entrar. A nosotros nos ha pasado en algunas plantas. A veces sale que cerró la planta de tal lugar, pero nadie sabe si podés entrar o no. Tenés los mismos problemas, tiene que entrar la gente, la materia prima, los subproductos. Nosotros en provincia de Buenos Aires, en la cuenca del oeste, con una iniciativa valorable le hemos acercado al Ministerio de Agroindustria para participar y trabajar en los caminos rurales. Se está viendo a través de las empresas, a través de proveedores poder diferenciar cuáles son los caminos troncales o cuáles son los que más se utilizan para la recolección de leche.
-Hay un problema de competitividad en general en nuestro país y en la lechería en particular. ¿La apuesta es hacia la mejora de la productividad?
-Básicamente se apunta a mejorar la productividad. Sabemos que Argentina tiene que competir en el mercado internacional, es un abastecedor del mundo. Si no en los últimos años, más allá de las dificultades que hemos tenido en el país en producir leche, hubo muchas empresas internacionales que llegaron al país. Tenemos el caso de Saputo. Y hoy en día con todos los problemas y la dolorosa situación por la que pasa SanCor, como se dilatan los tiempos, a Fonterra la tenemos interesada. ¿Por qué? ¿Qué están viendo que nosotros no vemos? Creo que lo que tenemos que lograr es simplificar las cosas. Nos complicamos demasiado lo básico. Por ejemplo todo lo que es el concurso de primera, la atención de los partos, los terneros, el protocolo para un tambo mediano o chico tiene que ser el mismo para los grandes. Hay que juntarse y tener un protocolo para todos. El tema de lavadoras, que hoy sea un opcional para las máquinas de ordeñar es un tema que tenemos que cambiar. Hay que mejorar.
-¿Cómo es la calidad de la leche argentina hoy?
-Hay que mejorar la calidad de la leche en nutrición. No podemos tener hoy niveles tan bajos de grasa. No existe que tengamos menos porcentaje de grasa que de proteínas. Si hacemos un chequeo, tomá 10 productores, pediles que te pasen las últimas 4, 5 facturas de semen, te puedo asegurar que ese semen es negativo en porcentaje de grasa y de proteína. ¿Cómo vamos a hacer cuando tengamos que salir al mundo con la leche?
-¿El peor momento de la lechería ya pasó?
-La lechería está creciendo, ha comenzado a recuperarse, con mucho esfuerzo, con muchas dificultades, pero está creciendo. Y ese crecimiento nos va a llevar a que tengamos que salir a exportar. Se está hablando que el Mercosur está trabajando para hacer un acuerdo de integración con la Unión Europea, estamos viendo todo el tema de sustentabilidad del negocio. Y uno de los puntos a mejorar son los sólidos, pero mejorarlos mucho. El otro tema sobre el que tenemos que trabajar es que nosotros tenemos que recorrer muchos kilómetros para llevar la leche a la planta elaboradora, somos muy ineficientes en logística. Acá también sirve lo sólido. No quiero decir que hay que cartelizar, lo que quiero decir es que hoy el productor que superó la crisis va a ser un productor distinto, un productor que va a tener que hacer gestión, que mira lo que está haciendo la empresa a la cual vende su leche. No podemos hacer tantos kilómetros transportando agua. No vamos a poder competir. Cuando hablemos de exportación, de abrir mercados, de participación en el mundo, hay que tener en cuenta estos aspectos porque no vamos a ser competitivos. Como sector tenemos que hacer un esfuerzo grande.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Castellanos - Rafaela

Publicidad