22 de noviembre de 2017 12:43 PM
Imprimir

Brasil investigará presencia de ractopamina en carne exportada a Rusia

El Gobierno brasileño entró hoy en contacto con las autoridades sanitarias rusas para solicitar los informes que detectaron la presencia de ractopamina en carne porcina exportada a ese país, a partir de lo cual iniciará una investigación, informaron fuentes oficiales.

El Gobierno brasileño entró hoy en contacto con las autoridades sanitarias rusas para solicitar los informes que detectaron la presencia de ractopamina en carne porcina exportada a ese país, a partir de lo cual iniciará una investigación, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Agricultura “solicitó el envío de los certificados” de los servicios de inspección, así como los laudos de laboratorio “indicando la presencia del estimulante de crecimiento” a fin de hacer “una investigación interna y, consecuentemente, las correcciones necesarias en caso positivo”, apuntó en un comunicado.

Rusia prohibió temporalmente la importación de carne de vacuno y de cerdo procedente de Brasil a partir del 1 de diciembre, debido al incumplimiento de las normas sanitarias, según informó en la víspera el Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario (Rosseljoznadzor).

No obstante, el Ministerio de Agricultura subrayó que “hasta el momento no ha recibido por parte del Gobierno ruso ninguna notificación de suspensión de las carnes bovina y porcina brasileñas”, solo el aviso sobre la presencia de ractopamina, un fármaco empleado como aditivo para promover el crecimiento muscular del animal.

En su defensa, afirmó que Brasil utiliza “el sistema de segregación de cerdos para la exportación de carne a Rusia, lo que imposibilitaría la detección de ractopamina”.

Los documentos con los análisis ya fueron entregados a la embajada de Brasil en Rusia, en Moscú, y están siendo traducidos para, acto seguido, ser enviados al gigante suramericano, que es uno de los mayores exportadores de carne del mundo.

Recientemente Rosseljoznadzor anunció que impondría un régimen de control adicional a los productos cárnicos provenientes de seis compañías brasileñas cuyos suministros no se corresponden con las normas veterinarias y sanitarias rusas.

En 2016, Rusia fue el cuarto mayor mercado para las exportaciones de carne bovina brasileña por detrás de Hong Kong, China y Egipto, según datos de la Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carne.

En marzo varias empresas cárnicas brasileñas fueron objeto de la llamada operación “Carne Débil” (“Carne Fraca” en portugués), que destapó una mafia de productores que sobornaba a fiscales sanitarios para vender carnes en mal estado o adulteradas tanto en territorio nacional como en el exterior.

Ese escándalo llevó a una veintena de importadores, entre ellos importantes mercados como China, Hong Kong y la Unión Europea (UE), a imponer restricciones temporales a las carnes brasileñas, las cuales ya fueron levantadas. EFE

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad