22 de noviembre de 2017 10:55 AM
Imprimir

Un funcionario macrista, socio de los nuevos dueños de Cresta Roja

Mariano Miguel Bosch es socio comercial del Grupo Lacau, uno de los nuevos dueños de la avícola.

El fallido plan de salvataje de Cresta Roja que diseñó el Gobierno nacional y aprobó la Justicia comercial a fines de 2016 tiene varias caras visibles. Pero hay una en particular que llama la atención: Mariano Miguel Bosch, funcionario nacional y socio comercial del Grupo Lacau, uno de los nuevos dueños de la avícola.

Bosch es fundador de establecimientos ganaderos y socio en emprendimientos agrícolas en las provincias de Buenos Aires y Formosa. Durante varias décadas ocupó cargos directivos en importantes firmas del sector, pero la cúspide de su carrera fue llegar a la jefatura de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), más conocido como CREA. Ese cargo le permitió llegar a la vicepresidencia de INTA, de la mano de Mauricio Macri.

Según publica Ámbito.com, Mariano Miguel Bosch es funcionario nacional y compartió negocios con el Grupo Lacau. En las sociedades anónimas vinculadas aparece un domilicio legal de Lincoln. Es la estancia La Matilde, que se quedó con Cresta Roja.

Sin embargo, su presencia en el instituto no es bien recibida por los empleados ya que los trabajadores del organismo lo señalan como uno de los promoteres del 782 despidos, que podrían llegar a 1.000. “Preocupación, consternación y angustia”, son las palabras que repiten los empleados.

Los Lacau poseen decenas de sociedades. Para quedarse con Cresta Roja utilizaron La Suerte Agro S.A.. Esa firma integró junto a Ovoprot Internacional S.A. y Tanacorsa S.A. un consorcio tripartito bautizado Proteinsa S.A., que finalmente ganó la rifa por la quebrada avícola, con una oferta de u$s 121 millones.

Para convencer a la jueza comercial a cargo de la quiebra con continuidad Valeria Pérez Casado, el grupo de tres ostentó un misterioso respaldo financiero del banco brasileño BTG Pactua. En la compulsa, Proteinsa desbarrancó la oferta de u$s 110 millones de Avícola del Plata, otro holding que quiso quedarse con Cresta Roja conformado por Granja Tres Arroyos, Adecoagro y Grupo Lartirigoyen. La unión entre Bosch y Lacau pudo más. Hoy, la planta de procesado de aves está inmersa en conflictos gremiales, desmanejos empresariales y un futuro económico incierto.

Fuente: Minutouno

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad