23 de noviembre de 2017 10:21 AM
Imprimir

Ricky Negri: “Lo que más me gustaría es que los funcionarios del Senasa se sientan orgullosos”

Ricado Negri (hijo) es Ricky para todos los que trajinan el sector. Con la llegada del nuevo ministro, Luis Miguel Etchevehere, todos coinciden además en que a Ricky le tocará bailar con la más fea: fue designado presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), aunque recién asumirá su nuevo cargo cuando Jorge […]

Ricado Negri (hijo) es Ricky para todos los que trajinan el sector. Con la llegada del nuevo ministro, Luis Miguel Etchevehere, todos coinciden además en que a Ricky le tocará bailar con la más fea: fue designado presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), aunque recién asumirá su nuevo cargo cuando Jorge Dillon, el actual titular de ese organismo sanitario, regrese de China, donde está negociando estratégicos protocolos para exportar carne vacuna con hueso y enfriada hacia ese destino.

“Allá vamos”, dice un Negri que luce decidido aunque todos saben que se resistió un poco a ocupar ese puesto crítico. Ingeniero en Producción Agropecuaria recibido en la Universidad Católica Argentina y ex investigador de Aacrea, Ricky participó de la campaña electoral de Mauricio Macri y sabe que el presidente tiene el organismo entre ceja y ceja. De allí que haya aceptado la difícil misión de trabajar en transparentar y modernizar el Senasa.

Sobre estas convicciones le preguntamos los Bichos de Campo: 

“Cuando le entregue la posta al que me siga en Senasa lo que más me gustaría es que los funcionarios del Senasa se sientan orgullosos y digan ‘Guau.. mirá lo que hicimos, yo no pensé que podíamos hacer esto’”, nos dice Negri.

Luego reflexiona sobre su misión: “El ministro y el presidente me dan el desafío de darle una identidad al Senasa. Para poder ser ‘el supermercado del mundo’, el Senasa tiene que estar a la altura del siglo XXI y eso es lo que vamos a hacer. ¡Con los del Senasa, eh! Con los del Senasa…”

Negri afirma que continuará trabajando en las líneas de desburocratización y modernización que ya estaba encarando junto a Dillon, un proceso que monitoreaba desde la Secretaría de Agricultura, donde finalmente cumplió 480 días hábiles de gestión. Ahora, en otro cargo, la cuenta empieza de nuevo, pero a la vez sigue. “Teníamos un plan en camino y me va a tocar a mi prender la luz de algo que ya estaba armado”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Bichos de Campo

Publicidad