26 de noviembre de 2017 10:13 AM
Imprimir

El Gobierno reflota el plan para fusionar Agroindustria con Producción

El flamante ministro Etchevehere sería degradado a secretario y pasaría a depender de Cabrera. Al parecer, la medida se tomaría independientemente del ajuste que está previsto en los organismos descentralizados que integran Agroindustria. Estos son el INTA cuyo titular es Juan Balbín; el INASE; el INIDEP, el SENASA que conduce Ricky Negri, y el INV.

A mediados de año se supo que el Gobierno tenía decidido -para después de las elecciones de octubre- fusionar el Ministerio de Agroindustria con el de Producción en el marco del ajuste previsto para algunas estructuras del Estado.

Esto implicaba que el Ministerio de Agroindustria -creado por Cristina Kirchner en septiembre de 2009 en pleno enfrentamiento con el campo- volvería a tener rango de Secretaría y que todos los secretarios de esa cartera pasarían a ser directores.

Sin embargo, enterados del plan oficial, una innumerable cantidad de productores y dirigentes del agro pusieron el grito en el cielo teniendo en cuenta que el sector es el mayor generador de divisas del país (representa el 56% del PBI).

La presión y el malestar en el campo fue tan grande que días después el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció en una conferencia que la Casa Rosada no tenía previsto quitarle el rango de Ministerio a la cartera de Agroindustria ubicada sobre la Avenida Paseo Colón.

Pero ahora, según pudo saber LPO, a partir de la salida de Ricardo Buryaile y la llegada de Luis Miguel Etchevehere, la “mesa chica” de Cambiemos reflotó el proyecto para reducir ministerios, el más amplio de la historia (actualmente hay 23 ministros).

 

Macri desoyó las denuncias que acumula su amigo Etchevehere e igual lo nombró ministro de Agroindustria, pero ahora en el Gobierno quiere degradar esa cartera a Secretaría y que sus funcionarios no sean más que directores.

En este marco, una posibilidad cierta es que Agroindustria pase a formar parte de la estructura del Ministerio de la Producción que conduce Francisco “Pancho” Cabrera a pesar de la bronca que generaría una medida de tales características en el sector.

Lo notable es que Macri desoyó las voces internas que alertaban sobre el eventual costo político a pagar si nombraba a su amigo Etchevehere, por las denuncias por lavado y vaciamiento que acumula. Y apenas asumido ya se habla de degradar esa cartera a Secretaría y a sus funcionarios a simples directores.

Diversas fuentes de Agroindustria consultadas por este medio aseguraron no estar enterados del plan aunque no lo descartaron.

El triunfo de Cambiemos en las elecciones de octubre hace pensar a muchos que la degradación de la cartera del campo sería posible dado que la elección Etchevehere se tomó sin consenso entre dirigentes y productores y difícilmente logre una solidaridad contundente del sector.

Cabrera con los gobernadores Cornejo y Uñac, cuando tuvo que lidiar con la crisis del impuesto al vino.

“Es como si el Gobierno se hubiese envalentonado con el resultado electoral y pasaron a tomar decisiones sorpresivas, unilaterales y sin consultas previas. Quizás para esto necesitaban a Etchevehere en el Ministerio”, se quejó un importante dirigente rural.

En rigor, en el campo se refieren a que cuando se eligió a Buryaile como ministro se llegó a un consenso generalizado de que el formoseño reunía las condiciones necesarias para el cargo, algo que no ocurrió con el ex presidente de la Sociedad Rural (SRA).

Lo curioso de la fusión es que le sumarían un área clave a Cabrera, pese a que es uno de los ministros peor evaluados en la Casa Rosada y que viene de protagonizar sonoros fracasos en el sector en las negociaciones por los limones y el biodiesel.

Por otro lado, Cabrera ya venía asumiendo negociaciones que en rigor correspondían a Agroindustria, como cuando lideró la discusión del impuesto al vino y la cerveza. Lo curioso es que la gestión de este ministro, también amigo personal de Macri, no tiene las mejores referencias en la Casa Rosada.

Viene fracasado con la anunciada apertura del mercado de Estados Unidos para los limones de Tucumán y sufrió una derrota rotunda en el bloqueo el biodiesel. Su gestión genera tanta preocupación en la Casa Rosada que es el único caso que obligó a cambiarle el “supervisor”. Perimero fue el vicejefe de Gabinete, mario Quintana y ahora es su par, Gustavo Lopetegui. “Producción no arranca”, es el comentario en la Casa Rosada.

 

Lo cierto es que por estas horas hay grandes expectativas dado que el próximo lunes se realizará una reunión en el Ministerio de Agroindustria de la cual participará el ministro Etchevehere, sus funcionarios más cercanos y los presidentes de las cuatro entidades.

 

La idea del ministro, planteada incluso el día de su asunción en el Salón Blanco de la Casa Rosada, es comenzar a trabajar una agenda de temas comunes con la Mesa de Enlace y luego de ese encuentro recibiría a las entidades por separado.

Al parecer, la medida se tomaría independientemente del ajuste que está previsto en los organismos descentralizados que integran Agroindustria. Estos son el INTA cuyo titular es Juan Balbín; el INASE; el INIDEP, el SENASA que conduce Ricky Negri, y el INV.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: LPO

Publicidad