26 de noviembre de 2017 09:52 AM
Imprimir

Sube y baja: impuestos provinciales versus retenciones a la soja

En 2018, el Inmobiliario Rural absorberá la reducción de los derechos de exportación, según un economista de la SRA. Reunión de fin de año de delegados zonales y directores de la Rural en Rosario.

La Bolsa de Comercio de Rosario fue sede de la reunión de fin de año de delegados zonales y directores de la Sociedad Rural Argentina (SRA). El encuentro giró en torno de cuatro paneles, donde se trataron cuestiones vinculadas a la productividad en el sector agroindustrial, la reforma tributaria y previsional y la inserción de Argentina en el mundo.

 “Nuestro gran pilar es la competitividad. Tenemos un enorme campo de trabajo en esa materia; el mundo de hoy demanda productos que tienen otros requerimientos y tenemos que saber cómo colocarlos”, destacó el presidente de la SRA, Daniel Pelegrina, durante la apertura de las actividades.

El primer panel estuvo a cargo de Ezequiel de Freijo, economista en Jefe del Instituto de Estudios Económicos y de Relaciones Internacionales de la SRA, y de Juan J. Llach, profesor emérito del IAE –Universidad Austral–, quienes analizaron la agenda de las reformas para profundizar la competitividad.

Distorsiones

De Freijo ofreció una radiografía de la presión tributaria en las provincias, con foco en el impacto de Ingresos Brutos: las distorsiones en las alícuotas que existen entre regiones y las “aduanas internas” que genera. Y, además, dio detalles de las reformas que plantea el Gobierno Nacional en este impuesto.

“La propuesta del Ejecutivo es eliminar el trato diferencial por radicación. La Suprema Corte de Justicia falló a favor de los contribuyentes que se presentaron. Lo que se busca es Instrumentar un sistema para devolver los importes retenidos, e implementar un cronograma para reducir del 4,1 por ciento del producto interno bruto (PIB) al 2,5 por ciento, pasando a un rango de alícuotas de hasta el cuatro por ciento”, destacó el economista.

Incidencia del Inmobiliario

El Impuesto Inmobiliario Rural también fue abordado por de Freijo: “La recaudación del Impuesto Inmobiliario Rural en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos es el doble de la recaudación en las 19 provincias restantes, incluidos el rural y el urbano. Para el caso de un campo sojero, por ejemplo, la reducción de retenciones anunciada para 2018 se verá absorbida por los mayores impuestos provinciales”.

Apoyo a la reforma

Sobre este punto también se expresó el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán: “La presión tributaria preocupa al sector agroindustrial y a los sectores productivos, que generan ingresos genuinos de divisas para que los políticos lleven adelante sus proyectos. La reforma es necesaria”, opinó.

Por su parte, Jorge Llach adelantó que “el ‘viento de cola’ es difícil que vuelva, pero creo que vamos a tener una ‘brisa’ favorable desde el punto de vista de la demanda de alimentos: la población entre 2010 y 2040 va a aumentar en 2.200 millones de personas; y sólo el 12 por ciento de la población va a vivir en países desarrollados. Allí se abrirán nuevos mercados potenciales”.

Y además, el ex ministro de Educación detalló: “Para lograr más competitividad y productividad, es central que se cumplan los acuerdos fiscales y laborales planteados, aunque sean moderados respecto de la primera intención del Ejecutivo. Para ello, el Gobierno confía más en acuerdos sectoriales y no tanto en macro acuerdos. Dos ejemplos de esto fueron los casos de la industria automotriz o Vaca Muerta”.

¿Quién paga la fiesta?

La reforma previsional fue otro tema abordado durante la actividad. Sobre este punto, Llach señaló que siente “orgullo” de que Argentina tenga “cerca del 90 por ciento de los jubilados con un ingreso”. Y continuó: “Eso sí, vemos si se puede pagar o no. La verdad es que no conozco ningún ejercicio de sustentabilidad del sistema jubilatorio. Es decir, una proyección de 20 a 40 años, con sistemas de ajustes distintos, para establecer con más exactitud la sustentabilidad del régimen de pensiones. Es un tema muy sensible. Pero hay que pensar: ¿A quién voy a jorobar? ¿A los chicos actuales? ¿A mis nietos, que después van a tener que pagar esta fiesta?”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad