27 de noviembre de 2017 02:40 AM
Imprimir

Maní, mucha venta y poco consumo

La Argentina se posicionó como el principal exportador mundial de este fruto

200 gramos  consumo per cápita de maní

La Argentina es el principal exportador de maní en el mundo: en 2016 hubo ventas al exterior por la suma de US$ 800 millones. Pero no ocupa el mismo puesto en el ranking en lo que respecta al consumo de este producto: en el país se comen por año sólo 200 gramos per cápita; muy lejos de los 4 kilos que se consumen en China y en Estados Unidos.

Según el Departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba, para este año la estimación de producción en caja asciende a 1,1 millones de toneladas, un 32% superior a la del ciclo pasado, aun pese a las 9600 hectáreas anegadas. De acuerdo con el análisis de especialistas del INTA, el aumento en los rindes se debe principalmente al clima y a las innovaciones tecnológicas adoptadas por quienes trabajan en esta actividad.

La producción de maní en la Argentina es considerada una actividad que identifica a la economía regional. Está localizada principalmente en la zona centrosur-oeste de la provincia de Córdoba.

En años “malos”, como 2016, la producción puede estar en las 800.000 toneladas y en los años “buenos” puede rondar los 1,2 millones de toneladas. Dos datos sobresalientes: el 80% del fruto seco se exporta y el 95% de lo que se vende lleva valor agregado.

Actualmente, las principales empresas que se encargan de la distribución y exportación del producto desde la Argentina son: Olega, Aceitera General Deheza (AGD), Prodeman y Newsan.

Maní es una palabra de origen taíno y es el nombre que predomina en algunos países de habla hispana para la denominación tanto de la planta como de su fruto y su semilla. La denominación maní también puede provenir del idioma guaraní, en el que este fruto se denomina manduví. Se siembra a finales de primavera y se recolecta a finales de otoño.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad