27 de noviembre de 2017 11:46 AM
Imprimir

¿Quo Vadis Senasa?

Mientras la entidad sanitaria anunció la implementación de la autogestión para la operatoria de los productores, la Dirección Regional Santa Fe se desdibuja y apunta hacia Rosario.

Esta semana, se publicó un encuentro entre las autoridades del Servicio y representantes de la Confederación de Sociedades Rurales de Santa Fe, el que se llevó adelante “con el objetivo de desarrollar acciones relacionadas a los programas sanitarios y al funcionamiento del sistema de autogestión del Documento de Tránsito Electrónico (DT-e) que implementa el Organismo”.

El director del Centro Regional Santa Fe, Cristian Cunha, manifestó que el compromiso de la actual gestión apunta a que “los veterinarios tienen que ser referentes del organismo en la sociedad e interactuar con las diferentes instituciones. Tenemos un desafío importante el de acercar al productor a la autogestión, y que el veterinario salga de la oficina para trabajar en campo. Estamos trabajando en la desburocratización de los trámites, por eso, es importante que las sociedades rurales acompañen este cambio”.

Nadie puede discutir que era necesaria una modernización tendiente a agilizar la operatoria, pero el planteo de la autogestión no debería confundir el rol de policía sanitaria, función primigenia del Estado Nacional. Si dejan a los privados controlarse a sí mismos, el resultado es predecible.

Mientras tanto, se comprueba un virtual desmantelamiento de la Regional Santa Fe. No se renovó el contrato de alquiler de la actual oficina (se habla que se trasladarían a un edificio en el parque del Sur); se desplazó a funcionarios de carrera por presiones sindicales y políticas; y se designó sin concurso a un Contador Público a cargo de la entidad sanitaria.

Ricardo Negri, flamante titular del organismo, no dijo oficialmente cuáles son los planes para el futuro. Algunos opinan que piensa crear una macro región con Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, a cargo de su hombre de confianza en esta provincia. Y profundizar la presencia en la operatoria portuaria. El tiempo dirá si los cambios en marcha son superadores o no.

Fuente: El Litoral

Publicidad