28 de noviembre de 2017 13:55 PM
Imprimir

Aproveche los residuos de cosecha de pera para alimentar a sus ganados

Un trabajo elaborado por investigadores de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) en Tunja evaluó las propiedades de la fruta sometida al proceso de fermentación en estado sólido como alimento para rumiantes y obtuvo notables resultados.
Luis Miguel Borras Sandoval, doctor en Ciencias Veterinarias de la Universidad Agraria de La Habana e investigador de la UPTC, se ha formado en procesos fermentativos y el uso de subproductos residuales de cosecha para alimentación animal.
Es uno de los 3 autores del artículo “Elaboración de un alimento energético-proteico para animales, basado en residuos de cosecha de pera (Pyrus communis)”, publicado por Corpoica.
Allí dan cuenta de los resultados que obtuvieron al evaluar residuos de pera que, sometidos a un proceso de fermentación en estado sólido (FES), mejoran su calidad nutricional, en especial en la cantidad proteica que requieren los bovinos.
De acuerdo con Borras, en las fincas se pierde gran cantidad de fruta que se vuelve un contaminante, por lo cual se dieron a la tarea de probar cuáles de los residuos pueden contribuir a la alimentación de los rumiantes.
Hemos fermentado durazno, ciruela, pera, papa y zanahoria, que son los cultivos más representativos y porque hay épocas en las que se pierden completamente, no tienen ningún valor económico”, precisó.
El doctor en Ciencias Veterinarias explicó que a través de una biotecnología de fácil aplicación como la FES, los productores agropecuarios pueden hacer emplear este tipo de productos para reemplazar de manera parcial o total, el concentrado.
En el caso de la pera, los investigadores emplearon una formulación con 40% de residuos de la fruta, mezclada con harina de arroz, salvado de trigo, melaza, urea, sulfato de magnesio, suplemento vitamínico y diferentes porcentajes de inclusión de carbonato de calcio.
Todo se distribuyó en bolsas plásticas selladas, pero a diferencia del silo, no herméticas, pues la FES implica un proceso aerobio (con presencia de oxígeno).
A continuación, se evaluaron los contenidos de pH, cenizas (CZ), proteína cruda (PC) y fibra cruda (FC), en diversos tiempos: 0, 24, 48 y 72 horas. En cuanto al pH, se observó una reducción de forma gradual para cada tratamiento sin diferencias significativas.
En cambio, “el producto FES pera incubado durante 24 y 48 horas de fermentación presentó modificaciones de relevancia en su composición nutricional”, como afirma el estudio. Entre estas, se registraron aumentos de PC desde 7,7 hasta 21%, y de 12,4% en la proteína verdadera (PV).
Además, también hay incrementos en los valores de FC cuando se somete a la pera a procesos de FES. Por esta razón, los autores consideran “factible” el uso de la fermentación en estado sólido para usar los residuos de pera como alimento animal.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ContextoGanadero

Publicidad