28 de noviembre de 2017 01:16 AM
Imprimir

WH Group frena su ambición de crecer con la marca Smithfield Foods en el mercado de la carne de cerdo de China

WH Group, el mayor operador de carne de cerdo en China, está reduciendo la participación de su filial americana Smithfield Foods en el mercado chino debido a que tiene una nueva planta operando solo a un tercio de su capacidad y los planes para construir una nueva se han pospuesto, según han manifestado un grupo […]

WH Group, el mayor operador de carne de cerdo en China, está reduciendo la participación de su filial americana Smithfield Foods en el mercado chino debido a que tiene una nueva planta operando solo a un tercio de su capacidad y los planes para construir una nueva se han pospuesto, según han manifestado un grupo de ejecutivos de la firma.

Cabe recordar que WH Group, cuando se denominaba Shuanghui, compró el 100% de la americana Smithfield y dentro del paquete iba la participación que la americana tenía en la española Campofrío, allá por el 2013. La operación se cifró en 4.700 millones de dólares en aquel momento.

De esta forma WH Group accedió al “saber hacer” de la firma estadounidense y poco después invirtió más de 120 millones de dólares en una nueva planta en la ciudad de Zhengzhou (Henan) en la que produciría productos cárnicos elaborados con carne de cerdo procedente de EE.UU. bajo la marca Smithfield para consumidores chinos.

La planta altamente automatizada, que comenzó a operar el año pasado, utiliza equipos de 20 países para procesarla, buscando atender un cambio en la demanda hacia carnes procesadas refrigeradas de mayor calidad que las que se encuentran en el mercado chino.

Pese a esto, Pan Guanghui, gerente de la planta, asegura que los consumidores creen que sus productos tienen un sabor muy salado debido a que los chinos consumen los productos sin mayor acompañamiento, no como se hace en otros países. ”

Ante esto, y según el gerente de relaciones con los inversores, Luis Chein, la construcción de una segunda planta ha quedado en suspenso de momento. “Después de unos meses nos dimos cuenta de que necesitaríamos más esfuerzos para comunicarnos y educar al consumidor”, dijo Chein.

Las dificultades de WH Group para impulsar las ventas de sus productos estadounidenses en China resaltan las complejidades en el mercado continental, donde comprar productos cárnicos de Smithfield todavía está más allá del poder adquisitivo de la mayoría de la gente y va en contra de la preferencia profundamente arraigada por los cortes frescos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad