28 de noviembre de 2017 03:02 AM
Imprimir

La resurrección del frigorífico: De aquel cierre, a la exportación de “achuras” a países limítrofes

El frigorífico Nestor Carlos Kirchner, que atravesó los vaivenes más vertiginosos de los últimos cuatro años, parece haber encontrado savia renovada. A pesar que desde el municipio nunca se dejó de creer que este lugar restaurado a nuevo en plena época de bonanza Kirchnerista, siempre tuvo que batallar demasiado para poder cimentarse nuevamente y plantarse […]

El frigorífico Nestor Carlos Kirchner, que atravesó los vaivenes más vertiginosos de los últimos cuatro años, parece haber encontrado savia renovada. A pesar que desde el municipio nunca se dejó de creer que este lugar restaurado a nuevo en plena época de bonanza Kirchnerista, siempre tuvo que batallar demasiado para poder cimentarse nuevamente y plantarse como una opción seria y confiable para el mercado de la carne ceresina. Allá por agosto del 2015, muchos titulares tomados de este mismo sitio de noticias recorrían el pais, afirmando que el Frigorifico Nestor Kirchner cerraba sus puertas para siempre. Y parecía que aquel titular salido de esta página de noticias era lo último que íbamos a leer de ese lugar. Pero no fue así, al poco tiempo reabrió sus puertas y la cosa empezó a cambiar. No solo los colores políticos nacionales cambiaron sino que el frigorífico empezó a tomar vigor. La concesión al señor Aldo Ale le comenzó a dar otro impulso.

Hace pocos días atrás,  Pablo Bertero, uno de los funcionarios más comprometidos con este establecimiento cárnico confirmó “el frigorífico está pensando en exportar achuras”, y que se están cerrando los últimos detalles para que esto pueda darle un vuelco importante a la faena del coloso dormido.

Hace una semana desde las oficinas del Frigorífico, que cuenta con una cifra importante de operarios que se administran como una cooperativa, solicitaban carniceros con experiencia y más operarios. Además hay números interesantes para tomar en cuenta en esta reanimación económica y operativa del frigorífico, a saber: Faena carnes para más de 15 carnicerías en Ceres y algunas en localidades vecinas. Con otro dato interesante, de esas más de 15 carnicerías, la mayoría de ellas maneja un volumen importante de venta en mostrador. Un dato no menor, teniendo en cuenta que si tenía un verdadero problema el frigorífico Kirchner era que los carniceros no se animaban a movilizar la faena en este lugar. Eso cambió y puede marcar un cambio rotundo en el andar del establecimiento. Si hay que hablar de buenas noticias, COMARE la cooperativa que fábrica chacinados y que abrió un mercado zonal relevante para encontrarle nichos a sus productos, estaría a nada de conseguir que en este frigorífico ceresino se comience a faenar el cerdo, para evitar los cuantiosos costos que les significa matar en San Francisco. En la administración de COMARE están ansiosos por cerrar este proceso.

En la administración del frigorífico se aventuran tiempos positivos, los concesionarios suponen que el efecto contagio y las ventajas que podrían proponerle al resto de los carniceros que aun dudan de faenar en Ceres, llevaría al establecimiento a cobrar el vigor que hace unos años, cuando se reconstruyó, pensó para los ceresinos, carnes de calidad, a buen precio y netamente local. El tiempo dirá si la idea se convirtió en realidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ceres Ciudad - Ceres

Publicidad