28 de noviembre de 2017 15:43 PM
Imprimir

El proyecto Diverfarming “mapea” la diversificación de cultivos en Europa

Intercalación de cultivos y reducción o eliminación de las técnicas de laboreo. Así es la base de la diversificación de cultivos perennes y leñosos que predomina en Europa. Estas prácticas se convierten en el eje vertebrador que une latitudes a través de olivos, almendros y cítricos de España; viñedos en Alemania y frutales en Hungría. […]

Intercalación de cultivos y reducción o eliminación de las técnicas de laboreo. Así es la base de la diversificación de cultivos perennes y leñosos que predomina en Europa.

Estas prácticas se convierten en el eje vertebrador que une latitudes a través de olivos, almendros y cítricos de España; viñedos en Alemania y frutales en Hungría. El riego de los cultivos depende, básicamente, de las precipitaciones descargadas sobre el terreno, mientras que lo común en cuanto a fertilización es el uso de compost o estiércol, destacando el molturado de aceitunas en olivar en España y el biochart en viñedos de Alemania.

La manera de conservar el suelo en los sistemas de diversificación de esta gama de cultivos sí que es más diversa. Las coberturas vegetales, el acolchado, la reducción del uso de maquinaria y la mejora del drenaje son algunas de las opciones incorporadas.

Otro grupo de cultivos que ocupan buena parte del terreno europeo es aquel formado por los cereales en España e Italia, los cultivos forrajeros en Holanda y Finlandia y la horticultura en Hungría. En este caso, la rotación de cultivos y el no arado como técnica de laboreo son las prácticas que sirven de nexo entre todos ellos.

En cuestiones hídricas de este grupo de cultivos, destacan Italia y Hungría por el uso de estrategias de riego deficitario, mientras que la fertilización se asemeja a la usada para los cultivos leñosos. Incidir en el “no laboreo” reduciendo la mecanización es también la opción elegida para la conservación de suelos.

Estos son los datos extraídos del estudio realizado por Diverfarming en el que se han analizado las diferentes opciones de diversificación de cultivos y la sostenibilidad de las mismas. Este estudio es uno de los pasos previos a la elección de los sistemas sostenibles que desarrollará sobre el terreno durante sus cinco años de vida.

Tras obtener un listado previo con las diferentes alternativas divididas por zonas, el equipo de la Universidad Politécnica de Cartagena, ha sido el encargado de ampliar conocimiento sobre estas alternativas a través de un análisis científico de las diferentes opciones, dando como resultado estos datos.

Los resultados ponen de manifiesto la necesidad de establecer medidas específicas según zonas y cultivos, ya que centrarse en una mejora de las problemáticas concretas de cada zona y aplicar las técnicas de cultivo adecuadas aportará un plus de eficiencia y sostenibilidad hasta ahora no obtenido.

Ahora solo queda que los agentes implicados y expertos en el sector agrícola aporten su visión y conocimiento sobre las opciones planteadas y, será entonces, cuando Diverfarming crezca sobre el terreno.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad