29 de noviembre de 2017 22:43 PM
Imprimir

En los primeros diez meses del año las exportaciones chilenas de salmón superaron en 215% a las colocaciones argentinas de carne vacuna

Según datos oficiales de Direcon (Chile) y el Indec (Argentina).

En los primeros diez meses de 2017 las exportaciones chilenas de salmón generaron divisas por 3288 millones de dólares, una cifra equivalente al 6,0% del total de las ventas externas chilenas registradas en el período.

En enero-octubre de este año las exportaciones argentinas de cortes frescos bovinos generaron divisas por 1034 millones de dólares, una cifra equivalente al 2,0% del total de las ventas externas argentinas registradas en el período.

Es decir: en los primeros diez meses de 2017 las exportaciones chilenas de salmón generaron un volumen de divisas 218% superior a las colocaciones de cortes bovinos argentinos.

Problemas productivos registrados en Noruega (por el “piojo de mar”) y Chile (debido al “bloom” de algas tóxicas) recortaron la oferta mundial del salmón, lo que ocasionó una suba considerable del precio del producto en el último año.

El principal cliente del salmón chileno es –por lejos– EE.UU. Chile tiene un Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE.UU. vigente desde 2004, lo que garantiza la continuidad de las exportaciones libres de impuestos y restricciones para-arancelarias durante la actual gestión de Donald Trump (caracterizada por una política más proteccionista).

En ese marco, la empresa AquaChile –que cotiza en la Bolsa de Comercio de Santiago– informó que en los primeros nueve meses de 2017 registró una ganancia de 33,7 millones de dólares.

En lo que respecta a las exportaciones argentinas de carne bovina, en lo que va del presente año las mismas se recuperaron respecto de los bajísimos valores registrados en el último año de la gestión kirchnerista y el primer año de gobierno del presidente Mauricio Macri.

Sin embargo, el sector cárnico argentino sigue aún lejos de su potencial porque debe afrontar costos elevados (el novillo argentino sigue siendo el más caro del Mercosur debido a la sobreapreación cambiaria combinada con una escasa oferta de novillos pesados para exportación), acceso a mercados clave restringidos (resultado de no contar con ningún TLC relevante) y un tipo de cambio real inadecuado para las empresas exportadoras.

En ese marco, el Frigorífico Carnes Pampeanas –según el último balance presentando por su controlante Cresud– registró una pérdida de 24,5 millones de pesos (1,42 M/u$s) en el tercer trimestre de 2017.

valorsoja.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad