2 de diciembre de 2017 01:10 AM
Imprimir

Nuevo conflicto y tensión en el frigorífico Tres Arroyos de Concepción del Uruguay

El frigorífico Tres Arroyos, de Concepción del Uruguay, anunció que abonará el aguinaldo en dos cuotas y que no pagará el habitual premio anual. El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) denunció que les impiden el ingreso a la planta. El secretario adjunto de STIA, Fabián Jurado, explicó que la nueva […]

El frigorífico Tres Arroyos, de Concepción del Uruguay, anunció que abonará el aguinaldo en dos cuotas y que no pagará el habitual premio anual. El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) denunció que les impiden el ingreso a la planta. El secretario adjunto de STIA, Fabián Jurado, explicó que la nueva situación de conflicto se generó luego de que el sindicato hiciera una presentación para que la firma defina “una fecha de pago del aguinaldo y la entrega del premio”. Hubo discusiones con delegados y denuncias por amenazas,El premio es un bono que los trabajadores cobran a fin de año, “que hasta 1994 era equivalente a 100 horas de trabajo, pero luego lo redujeron a 50 horas”, explicó el sindicalista. El año pasado sufrió otro retroceso: “Siempre lo cobrábamos en diciembre, pero a partir del conflicto de 2016 se empezó a pagar en enero y febrero”, contó a Apf. Cincuenta horas actualmente equivaldría a “unos 5200 pesos”, apuntó.

“Como la empresa no quiere hablar con el sindicato, le transmitió la respuesta directamente a los delegados”, contó Jurado. “Les dijo que van a pagar el 80 por ciento del aguinaldo el día 20 de diciembre y el monto restante, durante los primeros días de enero”, precisó. “Sobre el premio anual, que los trabajadores vienen percibiendo desde hace 25 años, les informaron que este año no va a haber”, apuntó el sindicalista y cuestionó los argumentos esgrimidos por la firma. “Dicen que tuvieron un mal año, pero todos los años escuchamos la misma versión”, señaló al respecto.

Cuando los representantes del sindicato quisieron entrar a la planta La China para informar estas novedades a los trabajadores, se les impidió el ingreso. “Pusieron policías y no pudimos entrar; nos trataron como si fuésemos delincuentes”, cuestionó.

Relató también que se produjo una situación con un delegado del turno tarde, a quien “la Superintendencia convocó por la mañana para hacer los análisis periódicos de control, y que la empresa hizo sacar con la Policía”, con la explicación de que acudió “en el turno que no le correspondía”.

Luego Jurado se refirió a una denuncia por amenazas radicada ante la Fiscalía N° 4 por un representante de Senasa en la planta, Carlos Reynoso, contra un operario del frigorífico, que además es delegado del sindicato. “Hubo una discusión porque el operario fue a pedirle explicaciones al representante de Senasa, por un cambio en el trabajo”, admitió el sindicalista, pero desmintió que se hayan efectuado amenazas. “El operario pidió explicaciones y el de Senasa le respondió que no tenía por qué dárselas”, relató Jurado y aseguró que según el convenio colectivo de trabajo, “todo cambio repentino de trabajo debe ser informado” a los delegados. “Pero amenazas no hubo”, aseguró. Apuntó además que “la empresa adoptó la medida de restringirle la entrada a ese operario”.

Por último, Jurado denunció: “Desde la empresa no hubo diálogo con nosotros en todo el año”.

Fuente: ADI

Publicidad