4 de diciembre de 2017 10:37 AM
Imprimir

Entrevista a Federico Rodríguez, socio fundador de Grupo Norteños

España : “Los países latinoamericanos tienen mucha tradición en la industria cárnica, siendo Brasil, Uruguay y Argentina grandes productores de vacuno”.

Grupo Norteños es una de las compañías referencia a nivel nacional e internacional ¿qué presencia tiene su empresa en Latinoamérica?

En varios países de Latinoamérica actuamos como importadores. Hace años, en Grupo Norteños creamos una marca de carne argentina a la que llamamos ‘Excellent Beef’. Era una época de bonanza económica en la que existía una gran demanda de carne argentina y muchos restauradores se podían permitir pagar los precios de la misma. Por desgracia, actualmente, entre las cuotas de exportación que se han reducido y el alto precio, la demanda de estos productos se ha reducido en un 70% aproximadamente.

De todos modos, los países latinoamericanos tienen mucha tradición en la industria cárnica, siendo Brasil, Uruguay y Argentina –y en menor medida Chile– grandes productores de vacuno, con grandes barreras de entrada para la competencia extranjera y con medidas proteccionistas y grandes subvenciones para la industria local, lo que hace muy difícil la implantación de empresas en estos países. En su mayoría son países exportadores y no importadores.

foto
Federico Rodríguez, socio fundador de Grupo Norteños.

¿Por qué cree que Grupo Norteños se ha situado como una empresa cárnica de referencia?

Los resultados obtenidos son gracias a los socios fundadores del Grupo, que cuentan con más de 40 años experiencia en el sector y una gran intuición de negocio. Ellos consiguieron detectar una necesidad del mercado y satisfacerla ampliamente, siendo los primeros –y durante muchos años los únicos– en abastecer a un tipo de negocio que estaba en constante crecimiento como el del canal Horeca. Desarrollar un modelo que abarcase toda la cadena de valor de la industria cárnica, desde la cría del animal, su posterior sacrificio, su despiece y posterior distribución, apostando siempre por la calidad, fue la clave.

Gracias a todas estas acciones consiguieron ser un proveedor total, cuyo modelo de negocio ha sido copiado por muchos competidores del sector e incluso de otros sectores enfocados a este canal.

Así pues, ¿qué tiene Norteños que lo hace tan especial?

La principal característica que hace que Grupo Norteños sea especial es la dedicación, el interés y el amor por lo que se hace por parte los empleados: desde los propietarios de la empresa hasta la última persona que forma parte de la organización. El resultado de estos valores es un producto que transmite el cuidado y el cariño con el que se hacen las cosas al consumidor final.

Nuestro principal valor diferenciador es la personalización del producto, hacemos el producto que el cliente quiere, es decir, tenemos tantos productos como clientes. Todo esto se consigue escuchando las necesidades, conociendo muy bien a nuestros clientes y sus negocios, contando con una red de asesores comerciales de altísima especialización y considerando los clientes como socios (tenemos muchos clientes que han crecido con nosotros).

foto
El catálogo de productos cárnicos de Norteños incluye embutidos, elaborados, productos gourmet…

En esta etapa de crisis que ha afectado y afecta al sector, ¿cómo le ha ido a Norteños? La exportación ha sido la salvación para muchas empresas….

Han sido años duros en los que empresas con las que hemos trabajado, hemos competido y han sido clientes de toda la vida, han tenido que cerrar y eso es algo que no ha sido agradable. Nosotros siempre hemos apostado por la calidad y son las empresas que han apostado por esto las que mejor se han adaptado a la nueva situación del mercado. Cuando hablamos de calidad no hablamos sólo de un producto que sea muy bueno, hablamos de calidad en todos los ámbitos de la empresa y su entorno: calidad de proveedores, calidad de clientes, calidad en las relaciones personales de los empleados, calidad en los valores, calidad en la organización, calidad financiera…

Para adaptarnos al nuevo entorno hemos tenido que cambiar muchas cosas y reajustar otras para adecuarnos a un mundo más global, con una competencia más cualificada, una mayor presencia de la tecnología en las empresas, unos márgenes más ajustados, un cliente más informado… Y todo esto también nos ha hecho crecer como empresa y ver que lo que en un principio se presentaban como problemas, son oportunidades de la nueva situación.

Así, un entorno más global nos ha permitido crecer en mercados en los que antes no estábamos presentes. España es un país líder en turismo y servicios y nuestra experiencia en el canal Horeca nos ha permitido situarnos en países como Hungría, Francia, Alemania, Reino Unido, Arabia Saudí, Shanghái y países africanos como Marruecos y Argelia. Nuestro departamento de Comercio Internacional ha crecido de una persona a cinco, además de inaugurar una planta de 22.000 metros cuadrados con todas las certificaciones sanitarias para garantizar la calidad de los productos en el extranjero.

foto
Norteños, sin olvidar los diferentes gustos cárnicos, creó su marca de carnes de Sudamérica con garantía de calidad ‘Excellent Beef’.

En su opinión, ¿el sector ha dejado atrás la crisis?

Estamos situados en un sector estratégico, es decir, la gente tiene que comer. Es de los sectores que más tarde entró en crisis y de los primeros en salir. Es cierto que los hábitos de consumo han cambiado mucho, y por eso la oferta es mucho mayor, pero en saber detectarlos y poder abastecerlos está el éxito de la empresas.

De todos modos, a nivel general las empresas han recobrado la inercia positiva, las cuentas deudoras y los plazos de pago se han reducido, por lo que la salud financiera de las empresas esta mejor que hace unos años.

¿Cuáles creen que son los países con mayor potencial para recibir exportaciones de carnes españolas?

En Europa se está demandado desde la hostelería los productos tal y como los desarrollamos aquí, por lo que el consumo de productos porcionados, envases individuales, con productos seleccionados… Están generando mucho interés. Pero el principal campo de exportación de España son los países africanos en vías de desarrollo como Líbano, Argelia, Nigeria, Marruecos, Guinea… Así cómo países árabes de alto poder adquisitivo:Arabia saudí, Emiratos Árabes… Y, por supuesto, el mercado asiático, pero aquí las barreras de entrada son mayores. Nosotros contamos con un matadero autorizado para el sacrificio Halal y Kosher para abastecer esta demanda internacional.

¿En qué formatos es más eficiente comercializar?

Cada tipo de cliente requiere de una fase de planificación del envasado de los productos, pero por regla general, la hostelería requiere un envase al vacío, dónde la conservación en fresco está por encima de los 10 días. El porcionado con gramajes específicos demandados por cada cliente y los productos muy seleccionado, dónde la variable precio no es el primer indicador de compra, es donde está el mercado.

La gran distribución requiere, generalmente, envasados en atmósfera controlada donde la caducidad baja hasta los siete días, pero el producto gana atractivo visual en el lineal. Suelen ser unidades de compra familiares, entre 500 gramos y 1 kg, y la relación calidad-precio marca los procesos de decisión de compras.

¿Qué imagen tiene el consumidor extranjero de nuestra carne?

Creo que el consumidor aprecia la calidad de nuestros productos, valorándolos de manera muy positiva. De hecho, han sido ellos con su confianza y su valoración los que nos han colocado con el paso del tiempo como referencia de calidad en el sector cárnico. Nosotros les estamos muy agradecidos ya que gracias a esa exigencia, nos exigimos (valga la redundancia) día a día para poder cumplir con las expectativas.

foto
Norteños madura los lomos en sus instalaciones con un método propio durante 30, 60 o 90 días, según las necesidades de cada cliente.

En cuanto a preferencias del consumo ¿el cliente valora el producto local?

En nuestro país hay mucha cultura de carne y además muy buena carne, y con muchos adeptos de la carne nacional como puede ser la Vaca Rubia Gallega, La Xata Rosa Asturiana, la ternera Charra de Zamora, la carne de Retinto de Extremadura, la ternera Avileña… Por lo que el consumidor nacional se decanta por estas opciones. No sin menospreciar carne de calidad que viene de otros países como los lomos de vaca de razas Simental o el Black Angus americano, además del aumento reciente en el consumo del Wagyu y la Carne de Kobe. Pero en cuestión de carne somos muy nacionalistas…

Fuente: Agromeat

Publicidad