6 de diciembre de 2017 13:35 PM
Imprimir

Los productores de huevo piden la rebaja del IVA y el control de la informalidad

Pese a que la producción creció 2,2% respecto de 2016, dicen que la presión impositiva y la falta de control en la actividad afecta a la industria.

Cierra el año para los sectores del agro. Pese a que aún quedan por contabilizar los números de diciembre, la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia) presentó las cifras de 2017: a nivel productivo, el sector creció tanto en unidades producidas como en animales en producción. Pero, pese a que los números acompañan, en la cámara aseguran que “la coyuntura no está bien”, que hay serios problemas en la cadena de pagos y que necesitan que el Gobierno los ayude con la reducción del IVA al 10,5% y el control de la informalidad en la producción de huevos, que supera el 40%.

En la cámara insisten en la importancia del sector en la mesa de los argentinos: huevo y pollo conforman casi el 50% de la proteína que se consume en el país. “De lo que come una familia en un mes, 15 días está comiendo huevo y pollo”, dijo a LA NACION el presidente de Capia, Javier Prida. “Lo que nos preocupa es que estamos vendiendo hoy al mismo precio que en el 2015 cuando tuvimos un incremento de costos del 96% durante 2017. La suba del consumo se dio por el precio: el huevo es una proteína animal muy accesible al bolsillo del asalariado,” afirmó.

Con respecto al IVA, en julio del 2016, el ex-ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, se comprometió a estudiar la rebaja de la alícuota. “El 13 de noviembre pasado hablamos por teléfono con Casa Rosada. Nos gustaría tener una comunicación más fluida con esta nueva gestión. Cruzamos información y lo están analizando, pero la baja del impuesto se tiene que dar en todo el sector avícola (compuesto dos tercios por el pollo y un tercio por el huevo). Cuando el Gobierno analiza la rebaja del impuesto en el huevo les cierra porque se va a formalizar el sector, pero con el pollo entienden que se deja de recaudar mucho dinero”, afirmó Prida.

“Si logramos que el Senasa controle y que el Estado nos baje el IVA a 10,5% vamos a tener un producto más barato. Con esas dos medidas el precio de góndola en el supermercado va a bajar porque estás vendiendo con menos cantidad de alícuota del IVA: baja el precio al consumidor y nos beneficiamos todos. Pero vamos a tener una avicultura muy difícil los próximos meses si no hay señales fuertes del Gobierno para poder trabajar y ser competitivos”, concluyó el presidente de Capia.

El cóctel de fin año contó con la presencia del Ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, quien expresó: “Nosotros hacemos todo lo que podemos desde la provincia por esta industria que siempre tiene mucho para dar”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad